Día del padre: 20 regalos para un padre al que ya se le ha regalado de todo

Todavía llegas a tiempo (que en Internet las tiendas no cierran, los mensajeros tienen hoy fama de veloces y, de cualquier forma, más vale tarde que nunca). Seguro que alguna de estas ideas te saca del apuro de última hora

1. Un reloj

Pero no un reloj cualquiera. Para los clásicos, un Tissot, su modelo tradicional, por ejemplo, el más nostálgico y elegante de toda la familia relojera suiza: diseño de los años 50, números romanos y minuteros completos. El reloj de caballero por excelencia. O un Seiko, uno solar. Funcionan con energía luminosa -no solo con la luz del sol, también con la artificial- evitando el incómodo y antiecológico cambio de pila. Dos minutos de luz: un día de funcionamiento. Cinco minutos al sol: seis meses dando la hora, incluso guardado a oscuras en un cajón. 

2. «Cantábrico»

Dirigido por Joaquín Gutiérrez Acha, el documental Cantábrico, nominado en los últimos Goya, se adentra en un territorio tan mágico como salvaje, esa gran muralla natural paralela a la costa cantábrica que alberga entre bosques y cañones distintas e insospechadas formas de vida: animales casi nunca vistos, imágenes de sobrecogedora belleza. Por momentos, casi parece un thriller, una producción de calidad mayúscula que su hilo narrativo aleja de los tradicionales documentales de naturaleza. 

3. El vinilo pintado del «Sgt. Pepper's»

El octavo álbum de estudio de la histórica banda británica The Beatles, Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, acaba de cumplir 50 años. Para celebrarlo, el disco fue reeditado en múltiples formatos, entre ellos, en picture disc, vinilo que cambian la habitual apariencia negra (o coloreada en un único tono) de su superficie por imágenes o dibujos. Si tu padre es devoto de los de Liverpool, no hay mejor regalo para el Día del Padre que este: una edición limitada y especial de su disco más emblemático para recordar viejos tiempos o colgarla, enmarcada, en la pared. 

4. Las gafas de sol Persol 714

Un valor seguro año tras año, pero este año más: el sofisticado modelo plegable de la firma italiana (Persol 714) ha vuelto a la pomada sin perder ni un gramo de estilo. Su diseño lleva imperturbable desde que Steve McQueen se las calzó en el 1968, en la película El Caso de Thomas Crownaportándole todo el valor icónico del que hoy presume su montura redondeada y la flecha de su bisagra. Un clásico que sienta muy, muy, bien.

5. Unas deportivas

Para los padres más deportistas, y para los otros también. Porque hace tiempo que las zapatillas dejaron de verse con malos ojos en el asfalto, en la oficina o más allá de los 20 años. Ahora, cansarnos de la rigidez del zapato, abrazamos sin remordimiento la comodidad de una buena deportiva, su flexible suela de goma, su aire casual, sus diseños -los clásicos recuperados y también los más arriesgados-. Para un padre proponemos dos opciones: las New Balance 990 en gris, furor de esta temporada, un modelo de running muy americano con más de 30 años de historia, y las Veja Wata en negro, con el logo blanco, unas zapatillas clásicas, básicas, y con filosofía verde: todos los diseños de esta marca son creados a partir de materiales orgánicos.

6. «Maus»

Sencillamente, el mejor cómic de la historia, dueño del primer y único Pulitzer otorgado a una historieta. Maus es la fascinante biografía de Vladek Spiegelman, un judío polaco superviviente de los campos de exterminio nazis, contada por su hijo Art, un dibujante de viñetas dispuesto a dejar memoria de la aterradora persecución que sufrieron millones de personas en la Europa sometida por Hitler.

7. La PS4

Vivimos en una época en la son mayoría los padres que les ponen más ojitos a las consolas que a las colonias, los puros y los tirantes. Eso es así y así hay que asumirlo. Así que si tu objetivo es sorprender a un progenitor entusiasmado con el mundo del videojuego, no lo dudes: a por la PS4, una máquina con un variado catálogo de títulos (la más popular del mercado) que además se convierte en el gran centro de ocio multimedia de la casa, al permitir utilizar en ella aplicaciones como Amazon, Netflix o Spotify. 

8. Una cámara de fotos

Olympus Pen: combina un excelente diseño retro de piel y metal con tecnología de última generación. Es cómoda, fácil de transportar -no como las réflex, que en ocasiones resultan muy pesadas- y, al tener WiFi, permite conectarla al teléfono y compartir las imágenes al instante. 

Xiaomi YI M1 4K: la cámara sin espejos y lentes intercambiables del gigante chino se presenta con un apetecible diseño minimalista y pesa solo 280 gramos. Cuenta con un potente sensor de imagen de 20 megapíxeles y es capaz de capturar el color real, con detalles muy finos, de grabar vídeos en alta calidad y, como la Olympus, de conectar la máquina al móvil vía WiFi.  

9. Una pala de pádel

Para que tenga algún recambio -que siempre se agradece- si tu padre es de los que al mínimo rato libre que encuentra se escapa a la pista de pádel. O para animarle a iniciarse en este deporte, uno de los diez más practicados en España, si es de los que prefiere el sofá. Sus beneficios son convincentes: reduce el estrés, potencia la agilidad mental, mejora la elasticidad, no es demasiado exigente físicamente y fomenta las relaciones sociales. Pero exige material, el primer empujón para ponerse en marcha. Palas hay muchas, pero esta es una de las mejores, entre las más vendidas: una Dunlop para nivel avanzado y profesional, pero que, gracias a su amplio punto dulce, facilidad de manejo, polivalencia y gran jugabilidad, se adapta a cualquier tipo de jugador y juego. 

10. Un buen libro

Uno de los dos. O, ya que es el Día del Padre, los dos. La carretera, de Cormac McCarthy, premio Pulitzer 2007, por cómo describe la relación padre-hijo, pero especialmente el amor del padre, su vehemencia, su capacidad para mantener viva la esperanza en un mundo apocalíptico y yermo, de cenizas y hambre. Una de las grandes novelas de la literatura universal. Y El periodista deportivo porque Richard Ford es un impecable observador y porque toda su obra está plagada de complejas relaciones paterno-filiales. Aquí no. Pero esta obra, premio Faulkner, es la que le consagró. Por una hay que empezar. Y seguro que esta, para tu padre, es una gran opción. 

11. Un boli multiherramienta

Una regla de escala, un nivel de burbuja (instrumento de medición utilizado para determinar la horizontalidad o verticalidad de un elemento), un bolígrafo recargable, un lápiz óptico para pantallas táctiles y un pequeño juego de destornilladores (plano y Phillips). Todo en un solo instrumento (ligero y además bonito). Como detalle, tienes el cielo ganado. 

12. Una mochila

Una Herschel siempre es una buena idea. La marca de accesorios para viajeros es hoy un habitual del día a día, de la ciudad, del casual friday. Vamos, que no hace falta entregarse al senderismo para lucir estas mochilas, un tipo de bolsa que, además, es hoy prenda clave en el armario masculino: en algún sitio hay que llevar el ordenador, el teléfono móvil, la cartera, las llaves y cualquier otra cosa que el hombre quiera tener a mano. Los bolsillos ya no dan para más. De Herschel nos gusta mucho su elegante y sobrio diseño y, especialmente, sus icónicas tiras. 

13. Lego Architecture

Le parecerá una virguería, tanto si tu padre es arquitecto (o amante de la arquitectura, el diseño y la ingeniería), como si lo que le chifla es el mítico juguete Lego o, simplemente, si mantiene algún vínculo especial con las ciudades que el fabricante de piezas reproduce aquí en miniatura. Su gama Architecture celebra el pasado, el presente y el futuro de la construcción urbanística: este set, el de la capital británica, reúne la emblemática Galería Nacional, la Columna de Nelson, el London Eye, el Big Ben y el Puente de la Torre en un elegante conjunto a modo de horizonte. A construir se ha dicho. El resultado queda bien bonito. 

14. Una navaja suiza

Apuesta segura. Si hay que escoger una navaja suiza, mejor que sea de los creadores de la original: Victorinox. Esta, en color rojo, cuenta con sus 24 funciones originales: hoja grande, hoja pequeña, sacacorchos, abrelatas (con destornillador pequeño), destapador (con destornillador, desaislador pelacables), punzón, anillo inoxidable, pinzas, palillo de dientes, tijeras, gancho multiusos, sierra para madera, cincel, lima para uñas (con lima para metales, limpia uñas, sierra para metales), destornillador y alicates multiusos (con prensaterminales, corta alambres).

15. Un ratón ergonómico

Si tu padre -o el padre en cuestión- pasa mucho tiempo en la oficia o frente al ordenador, es probable que acuse molestias físicas por el uso continuado del ratón, dolor en la muñeca, incluso síndrome del túnel carpiano. Evitárselas es sencillo gracias a los accesorios ergonómicos: reducen al máximo la tensión en las manos, las articulaciones y los antebrazos, el estrés y la incomodidad. Este modelo, el CSL ratón óptico TM137U, destaca especialmente por la exactitud de los movimientos; es inalámbrico; la calidad de sus materiales, buena; y está muy bien valorado por los usuarios.

16. Cervezas del mundo

Las 12 mejores cervezas del mundo, con aclaraciones sobre sus respectivos orígenes, las historias de sus creadores y las razones que las hacen tan especiales. Recomendaciones para que tu padre sepa con qué acompañarlas y cómo degustarlas. Y un puñado de posavasos. Como mínimo, un regalo original.  

17. Juegos de ingenio de madera

Esta idea va de retos, de echarle horas pensando, de mantenerse entretenido, pero también de desarrollar el ingenio: seis rompecabezas de madera noble. Perfecto para concentrarse a solas o para disfrutar en familia.

18. Un cargador inalámbrico

Se acabó lo de enchufar el teléfono a la pared. Adiós cables, nos pasamos al cargador inalámbrico. De entre todos los modelos del mercado, el Moko Fast Change es uno de los más interesantes por su velocidad de carga. Cuenta con el último estándar Qi (en Samsung, del Galaxy 7 en adelante; en Apple, a partir del iPhone 8) y llega hasta los 13,5 V de potencia con un precio muy asequible.

19. Un enfriador de cerveza

Este es EL regalo. Porque la cerveza hay que beberla fría, muy fría a ser posible. Y a veces uno llega del supermercado y le apetece mucho un buen trago. Y el botellín está a temperatura ambiente. Pero es que además la cerveza se calienta fácilmente. La solución a todos estos males es una barra congelada que (a diferencia de las jarras que metemos en el congelador y que cumplen su función refrescante durante tres escasos minutos) mantiene el líquido siempre frío, hasta la última gota. Este set de dos tubos viene además con un abridor multifunción de bolsillo.  

20. Una máquina de «ruido blanco»

El insomnio, ese gran mal. Para combatirlo existe una amplia y variada gama de acondicionadores de sonido, máquinas de «ruido blanco» que generan distintos tipos de sonido para conciliar el sueño. Este modelo en concreto, el Dohm Serious Sleep 700904, crea un sonido calmante, constante y monótono, que enmascara el resto de ruidos, favoreciendo la relajación y la calma.

Votación
12 votos

Día del padre: 20 regalos para un padre al que ya se le ha regalado de todo