Un ganadero tras dos incursiones consecutivas de jabalíes: «Chega un momento que desesperas e tes que facer algo»

Una granja de Taboada acaba de perder un sembrado de 4.000 metros cuadrados por segunda vez en dos semanas. Va a denunciar a los cotos de caza


Chantada

Un ganadero de Taboada denunciará a dos cotos de caza por los destrozos que provocan las incursiones de jabalí en terrenos que tiene sembrados con forraje. Los destrozos en las fincas de Rubén Ferreiro en la parroquia de Vilameñe se suceden desde hace tiempo, pero van a más. Los de estos últimos días le han hecho perder la paciencia. «Chega un momento -explica- no que desesperas e tes que optar por facer algo ou xa directamente abandonalo todo».

Rubén Ferreiro es el dueño de una granja de cien vacas en Vilameñe, una parroquia en la que la proliferación descontrolada de jabalíes se ha convertido en un serio problema, como en la mayor parte del municipio de Taboada. Como la mayor parte de los ganaderos, en esta explotación procuras sembrar tanta superficie como les sea posible con maíz y otras plantas forrajeras, para así reducir los costes en la alimentación de sus animales. Hace al menos quince años que cada temporada sufren pérdidas por la entrada de jabalíes en sus cultivos en busca de comida. El problema no solo no remite, sino que se agrava año tras año.

La gota que colmó el vasó fue una incursión de jabalíes que hace unos días echó a perder un sembrado recién hecho de 4.000 metros de hierba forrajera. La mitad de ese terreno ya lo habían sembrado quince días antes, con el mismo resultado. Los jabalies entraron varias noches seguidas, levantaron la tierra en busca de las semillas y echaron a perder el cultivo.

El propietario de esta explotación ganadera ha decidido presentar una denuncia por lo sucedido. Pedirá judicialmente una compensación económica a los cotos de cata Caxigueiros y Vilameñen, los dos de los que forman parte los terrenos que sufren estos destrozos. Rubén Ferreiro clama por medidas eficaces contra la proliferación de jabalíes y se queja de que ninguno de estos dos cotos hacen nada frente a este problema. «Non hai ningún tipo de xestión, ningunha batida adicional -afirma-, limítanse a cazar cando lles vai ben e listo».

Un problema común

Los ganaderos de Taboada tienen que lidiar desde hace tiempo con las pérdidas que les provocan los jabalíes. Los propietarios de la sociedad Seixas, en la parroquia de Bembibre, son un ejemplo de ello, porque a principios de este año decidieron denunciar públicamente estos ataques y sus consecuencias. De acuerdo con sus cálculos, los destrozos que causan las entradas de jabalíes en sus fincas les han hecho perder en diez años aproximadamente 400.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un ganadero tras dos incursiones consecutivas de jabalíes: «Chega un momento que desesperas e tes que facer algo»