Una árbitro deTaboada asciende a la Segunda División B

Tania Fente pasa a formar parte desde este verano del cuerpo de asistentes de la categoría de bronce del fútbol español


monforte / la voz

A sus 27 años, la árbitro de Taboada, Tania Fente, cumple uno de sus objetivos: ascender a la Segunda División B. La joven colegiada actuará en la categoría de bronce del fútbol español en calidad de asistente, y alcanza esta meta después de una evolución meteórica -empezó en el mundo del arbitraje a los veinte años- y de certificar una gran temporada.

Tania no puede ocultar su alegría por este ascenso. «Estoy muy contenta, porque llegar a Segunda B no es más que el resultado de un trabajo bien hecho. El sacrificio de estos últimos años ha merecido la pena, aunque ahora tengo no solo que mantenerme, sino que intentar escalar más peldaños», indica Tania Fente.

La deportista de Taboada empezó en el arbitraje después de jugar al fútbol sala en el Donapel Monterroso y al fútbol en la Milagrosa y en el Muralla. Esos primeros años compaginó esta faceta de futbolista con la de árbitro en las categorías inferiores. Llegó el momento de decidirse por una disciplina u otra, y lo tuvo claro. «Opté por el arbitraje, porque me gustaba y vi que me enganchaba mucho. Es bonito impartir justicia en el terreno de juego, y en las categorías inferiores enseñar las normas a los niños», comenta.

Los primeros años ejercía de árbitro y de asistente. Tania pitó hasta Segunda Autonómica, y justo cuando ascendió a la Primera Autonómica se inclinó por actuar de asistente. Una vez más acertó, ya que enseguida dio el salto a Preferente y a la Tercera División. «En ese momento para entrar en el cuerpo de asistentes me presenté a las pruebas físicas y a los exámenes, aprobé y entré.

Temporada para enmarcar

La pasada temporada fue perfecta para Tania Fente, ya que los informes de los partidos en los que estuvo de asistente fueron inmejorables, circunstancia que le sirvió para ascender.

Esta campaña estuvo en partidos trascendentales de Tercera División, entre los que destacan Cerceda-Pontevedra -choque entre el primer y segundo clasificado-, la final de la copa federación entre el Coruxo y el Boiro. De los dos salió airosa y por la puerta grande

Tania lleva el arbitraje en sus venas, y no se arrepiente para nada de haber optado por esta disciplina. La deportista de Taboada admite que si bien en sus inicios los futbolistas veían con cierta extrañeza la presencia de una mujer arbitrando o asistiendo, actualmente esto ya está superado. «En este sentido se ha avanzado mucho. A mí los futbolistas me protestan o se dirigen con buenas palabras, igual que lo harían con un compañero. En los últimos años ha mejorado la educación futbolística», añade la nueva asistente de Segunda División B.

Tania anima a las niñas a las que le guste el fútbol y el mundo del arbitraje que den el paso. «Las invito a que prueben. Es verdad que todo es sacrificio, pero por lo que me está pasando a mí, tengo que decir que merece mucho la pena», señala.

La deportista de Taboada entrena todos los días de la semana entre las ocho y las diez de la noche acompañada de su preparador físico Adolfo. En los terrenos de juego demuestra una gran veteranía. «Es tanta la concentración que tengo siempre que ni me entero de algunos improperios que pueda recibir desde la grada», dice.

Tania Fente destaca el gran nivel del arbitraje español, preferentemente del gallego. «Nuestros colegiados son muy buenos, y aquí quiero resaltar a árbitros de la talla de Nacho Iglesias, Rubén Eiriz, David Pérez y José Luis Corral», concluye Tania Fente, que ya está de pretemporada, teniendo en cuenta que el nivel de exigencia será mayor.

Votación
5 votos
Tags

Una árbitro deTaboada asciende a la Segunda División B