La escuela de hostelería de Sober no encuentra alumnos que quieran ser camareros

El centro pide a las empresas del sector que animen a los trabajadores en ERTE a cursar este ciclo, que hace dos semanas tenía solo tres matriculados

Formación práctica en el ciclo medio de servicios de restauración de la escuela de hostelería de Rosende
Formación práctica en el ciclo medio de servicios de restauración de la escuela de hostelería de Rosende

La escuela de hostelería que gestiona la Fundación Belarmino Fernández Iglesias en la parroquia de Rosende -en el municipio de Sober- anima a los trabajadores del sector a aprovechar la situación creada por la crisis sanitaria para formarse en el ciclo de servicios de restauración que imparte el centro y que es la especialidad que cuenta ahora con menos alumnos. Hace un par de semanas eran solo tres. Con tal motivo, la escuela se dirigió a la asociación provincial del empresas del sector para pedirle que apoye este llamamiento. «Como ahora hay muchas empresas en ERTE a causa de la epidemia de coronavirus, pensamos que los trabajadores de hostelería que ahora están sin ocupación y que no cuentan con titulación profesional podrían aprovechar este período para formarse y obtener el título», apunta la directora de la escuela, Rebeca Vázquez.

El ciclo medio de servicios en restauración es una de las tres especialidades que se pueden cursar en la escuela de Rosende. Las otras dos consisten en un ciclo medio de cocina y gastronomía y un ciclo superior de vitivinicultura. Los dos últimos ciclos tienen una demanda elevada, pero con el primero no sucede lo mismo.

«En servicios de restauración tenemos algunos alumnos, pero son pocos en comparación con la necesidad de personal cualificado que tienen las empresas de hostelería», explica la directora del centro. Este ciclo dura dos cursos y permite formarse en actividades relacionadas con la preparación y presentación de alimentos y bebidas, así como en la atención a la clientela.

A partir del segundo trimestre del segundo curso, los alumnos realizan prácticas en empresas situadas en diferentes localidades de la provincia y del resto de la comunidad que pueden elegir en función de sus intereses. El plazo de matrícula en los tres ciclos que se imparten en la escuela de Rosende quedará cerrado el 2 de octubre.

En cuando a los otros dos ciclos que conforman la oferta formativa del centro, Vázquez señala que el de cocina y gastronomía «está yendo fenomenal» y que el de vitivinicultura atrae a numerosos alumnos aunque lleva poco tiempo implantado en la escuela. «La primera promoción de este ciclo terminó su formación en junio de este año y todos los alumnos que quisieron trabajar en esto ya encontraron ocupación», dice la directora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La escuela de hostelería de Sober no encuentra alumnos que quieran ser camareros