Los murales renacentistas de Pinol salen a la luz en pleno estado de alarma

Francisco Albo
francisco albo MONFORTE / LA VOZ

SOBER

La iglesia de Sober conserva la mayor parte de su valioso conjunto de pinturas, según se comprobó en los últimos dias

24 jun 2020 . Actualizado a las 12:03 h.

El proceso de restauración del conjunto de murales renacentistas de la iglesia de San Vicente de Pinol -en el municipio de Sober- sigue adelante después de haberse detenido durante el período más estricto de la alarma sanitaria. Desde que los trabajos se pudieron reanudar se han terminado de retirar las capas de cal que ocultaban la mayor parte de estas pinturas y se ha comprobado que su estado de conservación es muy satisfactorio. «Creemos que se conserva cerca del 80% de las pinturas originales, que es una proporción muy notable en este tipo de obras», señala Montserrat Jiménez, una de las restauradoras de la empresa Babelia que llevan a cabo estos trabajos.

A medida que han ido saliendo a la luz las pinturas, dice asimismo la restauradora, se ha podido ver también que se conserva todo lo que se conoce como programa o ciclo iconográfico, es decir, el argumento que confiere unidad y coherencia a este conjunto de arte religioso y que permite interpretar el mensaje que quisieron transmitir sus autores. «Lo que está pendiente de hacer es el estudio de interpretación de este programa, que será realizado algo más adelante por una historiadora del arte», señala Jiménez.

Diferentes sectores

Las pinturas que han ido apareciendo por debajo de las capas de cal están repartidas entre los muros norte y sur de la iglesia y el arco triunfal. En el primero de estos sectores pueden verse diversas escenas de la Pasión de Cristo y las figuras de la Virgen María, santa Elena y san Cristóbal, así como un Santiago Matamoros. En el muro sur hay imágenes de san Miguel, san Sebastián, san Bartolomé y una escenografia de la misa de san Gregorio, así como una figura de la Virgen con el niño Jesús. Por otro lado, en el arco triunfal apareció una imagen de la Anunciación que los responsables de la restauración califican de «espectacular».