Los niños empiezan a recibir mascarillas adaptadas

Los ayuntamientos de Sober, O Saviñao y Taboada han comprado lotes de protectores faciales diseñados para los más pequeños

Dos niños de Sober, con sus mascarillas recién estrenadas
Dos niños de Sober, con sus mascarillas recién estrenadas

Monforte

Las mascarillas de tamaños adaptados a los niños empiezan a llegar a las casas. En el sur de Lugo las están repartiendo algunos ayuntamientos, como los de Sober, O Saviñao y Taboada.

En el caso de Sober, el Ayuntamiento empezó este jueves el anunciado reparto de mascarillas para los niños que viven en este municipio. Se trata de protectores faciales de dos tallas, la más pequeña para niños entre 3 y 7 años y la otra para los de 8 a 12. Las autoridades sanitarias no recomiendan el uso de mascarillas en los menores de 3 años.

Del reparto se encarga personal voluntario de la agrupación local de Protección Civil, que las entregan casa por casa. Los voluntarios están aprovechando los recorridos que ya iban a hacer para entregar el material escolar para el tercer trimestre que el colegio local quiere hacer llegar a los estudiantes.

Las mascarillas, decoradas con motivos y colores pensados para los niños, llegan a sus destinatarios junto con folletos que explican cómo utilizarlas correctamente. El reparto de mascarillas a los niños de Sober llega a pocos días de que este lunes los menores pueda empezar a hacer salidas de sus casas.

En cuanto a O Saviñao, el Ayuntamiento empieza este viernes a repartir máscaras higiénicas infantiles con el fin de que puedan empezar a ser utilizadas desde el lunes, día marcado para levantar parcialmente las restricciones sobre las salidas de los niños al exterior. El gobierno local anunció a este respecto que ya dispone de piezas suficientes para todos los niños de entre 3 y 14 años de edad que residen en el municipio, en torno a doscientos.

Las familias interesadas, señalan por otro lado desde el Ayuntamiento, podrán pasar a recogerlas en la casa consistorial. «No caso de que a algunha lle sexa imposible, a entidade local, previo coñecemento, farállela chegar ao seu domicilio», añaden.

«Cremos que deste xeito os nosos nenos e nenas están mellor preparados para estar na rúa o tempo que estipula o Goberno», dice con respecto a esta medida el alcalde Juan Carlos Armesto, quien por otra parte agradece el comportamiento de los niños residentes en el municipio, que califica como «verdadeiramente exemplar». A partir da semana que viene -añade el regidor- «os cativos inician unha nova etapa e estou convencido de que o farán coa mesma responsabilidade que o fixeron mentres estiveron confinados nas súas casas».

El Ayuntamiento de Taboada también ha decidido comprar un lote de mascarillas higiénicas para distribuir entre la población infantil del municipio ante el próximo levantamiento de algunas restricciones sobre las salidas de los niños al exterior. Hace pocos días, el Ayuntamiento de Sober anunció una medida de este tipo y las mascarillas tienen el mismo origen en ambos casos. «Comprámosllas a unha empresa de Pontevedra despois de que o alcalde de Sober nos comunicase onde as conseguira», explica el alcalde taboadés Ramiro Moure.

El lote adquirido por el Ayuntamiento de Taboada está formado por doscientas mascarillas, una cantidad que el gobierno local considera por ahora suficiente para cubrir las necesidades de los niños del municipio que tienen las edades adecuadas para utilizar estas piezas de protección. «Temos censados a 163 nenos, pero decidimos comprar algunhas máis por se fose necesario», indica el alcalde. Esta cantidad se irá reponiendo más adelante en función de la necesidad.

El gobierno municipal, señala por otro lado el alcalde, tiene previsto recibir mañana esta primera remesa de mascarillas infantiles, por lo que se espera que puedan estar disponibles a partir del lunes, día en que se aliviarán las restricciones para la población infantil. «Esa é a previsión que temos agora, pero se hai algún retraso non será de máis dun día», dice a este respecto Ramiro Moure.

El criterio de reparto de las piezas será el mismo que el que está previsto seguir en Sober. En ambos municipios se repartirán dos modelos diferentes de mascarillas, uno para niños de 3 a 8 años de edad y otro para los de 8 a 14 años. Para los menores de tres años, las autoridades sanitarias desaconsejan el uso de estas piezas. Las mascarillas será distribuidas en las farmacias y en algunos otros establecimientos, como las librerías.

Por otra parte, el alcalde calcula que entre los vecinos del municipio se han distribuido hasta el momento en torno a 5.000 mascarillas, sumando las que fueron adquiridas por el Ayuntamiento, las enviadas por la Xunta y las que fueron cedidas por algunas casas comerciales. El gobierno municipal -agrega- acaba de comprar otro lote de 2.000 mascarillas para ir reponiendo las que que ya están muy usadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los niños empiezan a recibir mascarillas adaptadas