El temporal deja un rastro de árboles caídos sobre el paseo del Cabe cerca de Piñeira

La zona donde se desplomaron ya estuvo cortada por el mismo motivo tras un temporal el pasado invierno


Monforte / lA voz

Tres árboles, dos de ellos de gran porte, permanecen atravesados desde el pasado viernes en el paseo fluvial. Ese día cayeron sobre el sendero como consecuencia de los fuertes vientos que acompañaron al último temporal de lluvias. Todos se vinieron abajo en un tramo de apenas cincuenta metros situado en las cercanías de Piñeira.

La caída de uno de estos árboles causó importantes daños en la pasarela de madera que flanquea el paseo a la altura de un arroyo próximo a esa parroquia. Se da la circunstancia de que en el mismo lugar se desplomaron sobre el sendero varios chopos coincidiendo con otro temporal el pasado invierno.

Aunque los árboles se encontraban situados en la zona de dominio del río, de titularidad de la confederación hidrográfica, al caer sobre el paseo fluvial deben ser retirados por el Ayuntamiento, al que corresponden las tareas de mantenimiento por el convenio suscrito en su día.

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil incluyó en el último contrato de limpieza del cauce del Cabe la tala de algunos árboles situados en las riberas del río cuya inclinación suponía un claro riesgo de caída.

Reclamaciones en Sober

Por otro lado, Naturgy dio por resueltos los problemas que dejaron sin suministro eléctrico a alrededor de un millar de familias de Sober. Este municipio fue uno de los que sufrieron en mayor medida los cortes de luz motivados por las últimas borrascas. En algunos casos, el servicio permaneció interrumpido durante más de treinta horas. El alcalde, Luis Fernández Guitián, aconseja a los afectados presentar reclamaciones ante la compañía eléctrica para que les compense por los daños causados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El temporal deja un rastro de árboles caídos sobre el paseo del Cabe cerca de Piñeira