Los templarios regresan a Canaval después de siete siglos

El día 28 se recreará una ceremonia de ordenación de caballeros de la antigua orden


monforte / la voz

Aunque es un hecho histórico poco conocido en la actualidad, en la parroquia soberina de Canaval existió una encomienda de la célebre orden monástico-militar de los templarios, erradicada por el rey Felipe IV de Francia y disuelta por el papa Clemente V a comienzos del siglo XIV. Esta circunstancia será rememorada el próximo día 28 con una celebración organizada por la asociación cultural Caballeros Bergidum Templi, radicada en Ponferrada, en la que se recreará una ceremonia de ordenación.

Las actividades comenzarán a las 22.00 horas con un aperitivo en la parrillada O Regato, que será seguido a las 23.30 horas de un desfile con trajes de época que irá desde la estación ferroviaria de Canaval hasta la iglesia de la parroquia. La ceremonia de ordenación de caballeros se celebrará a medianoche, siguiendo la tradición templaria. «En estas celebraciones se ordenan los miembros de la asociación que llevan formando parte de ella al menos tres años», explica su vicepresidente, Eloy Álvarez, con raíces familiares en Sober. «En ellas procuramos reproducir con fidelidad el ritual de ordenación de nuevos caballeros propio de los templarios con una finalidad de divulgación histórica», añade. El propio Eloy Álvarez, junto con su hermana Purificación, será uno de los nuevos caballeros. Con la excepción del aperitivo, a las demás actividades podrán asistir todas las personas que lo deseen, aunque hay tener en cuenta la limitada capacidad de la iglesia parroquial.

La iniciativa, señala Álvarez por otro lado, tiene por objetivo ayudar a difundir un aspecto poco recordado del patrimonio histórico de la Ribeira Sacra. «No pareció oportuno celebrar ahora esta jornada como una forma de apoyar la candidatura de este territorio a patrimonio de la humanidad», añade.

La parroquia de Canaval fue una de las escasas posesiones de los templarios en Galicia. Desde ella se administraron algunas iglesias que pertenecieron a esta orden, como la de Taboada dos Freires, en el municipio taboadés. Otras encomiendas templarias gallegas fueron las de San Fiz do Ermo -en el municipio de Guntín de Pallares-, Neira -en Láncara-, Amoeiro, Coia -en Vigo-, Betanzos y Cambre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los templarios regresan a Canaval después de siete siglos