Tres años y medio para el hombre que abusó en Sober de una menor de 14 años

El tribunal considera verosímil lo que contó la víctima, que estaba embarazada


monforte / la voz

El vecino de Sober que fue juzgado en Lugo el pasado mes de diciembre como sospechoso de haber agredido sexualmente de una menor ha sido condenado a tres años y medio de cárcel. Las acusaciones pedían siete años, pero el tribunal aplica una rebaja por el tiempo que pasó desde que se produjeron los hechos. La víctima estaba embarazada de seis meses y sufrió un aborto una semana después, pero no es posible establecer con seguridad que fuese a consecuencia del puñetazo que le propinó durante la agresión el ahora condenado.

Los hechos se produjeron el 22 de marzo del 2011 cuando la chica fue con su novio a la casa del condenado. El chaval era amigo de un hijo del agresor y había quedado con él para ayudarlo a cortar leña. Cuando los dos se encontraban en el monte y la menor se encontraba en la casa con la familia del amigo de su novio, el padre le propuso llevarla a donde estaban cortando la leña.

En la declaración que prestó en su momento ante la Guardia Civil y también durante el juicio, que se celebró el pasado 12 de diciembre en la Audiencia de Lugo, el procesado admitió que llevó a la denunciante en su coche hasta el lugar en el que estaban su hijo y el novio de ella, pero negó tajantemente haber abusado de ella.

El puñetazo en el abdomen

Sin embargo, la sentencia considera probado que el hombre sacó el coche de la carretera y lo desvió a una pista estrecha. Después detuvo el vehículo, sacó de una cartera un billete de cincuenta euros y se le ofreció a la chica para que accediese a tener resacones sexuales con él. Inmediatamente se abalanzó sobre ella, que todavía estaba sentada en el asiento delantero derecho la manoseó y trató de besarla. Ella trató de apartarlo empujándolo mientras que le decía que no y le pedía que la dejase, pero él no se detuvo, así que la víctima abrió la puerta del coche, salió y trató de escapar. Sin embargo, el hombre salió detrás y la alcanzó a tres o cuatro metros de distancia, la agarró por detrás, volvió a manosearla y la arrastró de vuelta al coche.

En ese momento ella volvió a pedirle que la dejase y le dijo que estaba embarazada y que no podía hacer fuerza, a lo que él reacción dándole un puñetazo en el abdomen que le provocó un fuerte dolor y le hizo llorar. Finalmente, el agresor la soltó, la convenció para que se volviese a subir al coche y acabó llevándola a donde estaban su hijo y el novio de ella. Cuando él se volvió a subir al coche y se marchó, la menor contó lo que había ocurrido.

Aquel mismo día la víctima presentó la denuncia y fue al hospital a que le hiciesen una revisión médica que certificó que tenía una contusión en el abdomen.

Ninguna rebaja por alcoholismo

La condena por este caso se basa en primer lugar en la solidez con la que la víctima mantuvo su versión de lo sucedido y en la credibilidad de su relato, pero no solo en eso. Los jueces de la sección segunda de la Audiencia de Lugo, la encargada de juzgar lo sucedido, mencionan otros datos que los ayudaron a convencerse de que lo que contaba la menor agredida era cierto.

Por ejemplo, el denunciado negó en su primera declaración ante la Guardia Civil haberse cruzado con una vecina cuando llevaba a la chica en su coche hacia el camino en el que abusó de ella, tal como la víctima había hecho constar cuando contó lo que había pasado. Pero era cierto, tal como confirmó aquella vecina en el juicio.

También pesó en la condena que el croquis que la Guardia Civil hizo de la carretera y el camino por el que el agresor llevó a su víctima coinciden con la descripción que había hecho ella en la denuncia, a pesar de que no conocía la zona.

Y por último, los jueces tuvieron en cuenta que el informe médico que describe el estado de la menor aquel mismo día cuando fue al hospital de Monforte recoge «que presentaba de manera inmediata a los hechos una contusión abdominal, aunque fuese leve».

La defensa del acusado había pedido que en caso de ser condenado le fuese aplicado el atenuante de alcoholismo, pero la sentencia sostiene que no está probado que hubiese bebido cuando sucedieron los hechos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tres años y medio para el hombre que abusó en Sober de una menor de 14 años