Las áreas quemadas por los incendios en el sur lucense se protegerán con cubiertas de paja

Francisco Albo
francisco albo MONFORTE / LA VOZ

RIBAS DE SIL

En los montes de O Pando ?en el municipio de Cervantes?, que sufrieron un importante incendio en el 2017, se utilizó la misma técnica que se empleará en Ribas de Sil, Quiroga y A Pobra do Brollón
En los montes de O Pando ?en el municipio de Cervantes?, que sufrieron un importante incendio en el 2017, se utilizó la misma técnica que se empleará en Ribas de Sil, Quiroga y A Pobra do Brollón

Medio Rural dice que la medida se limitará a las zonas más dañadas de los municipios de Ribas de Sil, Quiroga y A Pobra do Brollón

16 sep 2021 . Actualizado a las 18:50 h.

La Consellería de Medio Rural utilizará la técnica conocida como mulching -aplicación de cubiertas de paja de cereal- para proteger los terrenos más afectados por los incendios forestales que se extendieron la semana pasada por los municipios de Ribas de Sil, Quiroga y A Pobra do Brollón a fin de prevenir posibles pérdidas de suelos. Esta medida fue anunciada en una reunión que mantuvo esta mañana el director xeral de Defensa do Monte, Manuel Rodríguez, con los alcaldes de los tres municipios, respectivamente Miguel Sotuela, Julio Álvarez y José Luis Maceda. En el encuentro, Rodríguez señaló que la actuación se limitará a las zonas más dañadas por el fuego, que suponen entre el 5% y el 10% de los terrenos quemados en los incendios. Las superficies afectadas suman en total 1.732 hectáreas.

En la reunión con los alcaldes, Rodríguez explicó además que las capas protectoras de paja se instalarán de forma manual en los lugares donde lo permita la orografía, pero que también se podrán utilizar helicópteros para realizar esta labor en los terrenos más abruptos donde no se pueda acceder a pie. La intervención, señaló por otra parte el director xeral de Defensa do Monte, se llevará a cabo en distintas zonas de los tres municipios que han sido seleccionadas por los técnicos de la Xunta.

Por otro lado, Manuel Rodríguez indicó a los regidores que está previsto iniciar estas operaciones de forma inmediata, teniendo en cuenta la probabilidad de que a corto plazo se produzcan lluvias que puedan causar arrastres de tierra y ceniza en los terrenos de mayor pendiente que quedaron desprovistos de cubierta vegetal.