Las rocas del geoparque, posibles víctimas del incendio de Ribas de Sil

Francisco Albo
francisco albo QUIROGA / LA VOZ

RIBAS DE SIL

Un pliegue geológico abrasado. El gran incendio forestal de los pasados días quemó una gran parte de la vegetación que cubre el sinclincal de Castrodares, una estructura geológica formada por capas de cuarcita que se eleva sobre el cauce del Sil, en el municipio de Quiroga
Un pliegue geológico abrasado. El gran incendio forestal de los pasados días quemó una gran parte de la vegetación que cubre el sinclincal de Castrodares, una estructura geológica formada por capas de cuarcita que se eleva sobre el cauce del Sil, en el municipio de Quiroga ALBERTO LÓPEZ

Los científicos temen que haya resultado dañado el patrimonio geológico

10 sep 2021 . Actualizado a las 17:17 h.

El incendio forestal que arrasó extensas zonas de los municipios de Ribas de Sil, Quiroga y A Pobra do Brollón no solo ha causado importantes daños en la vegetación y la fauna de los territorios afectados, sino que también puede haber sido perjudicial para la conservación del patrimonio geológico. Daniel Ballesteros, integrante del comité científico del geoparque Montañas do Courel, señala que en las áreas quemadas se encuentran cuatro lugares de especial interés geológico del territorio. El más espectacular es el sinclinal de Castrodares -en el municipio de Quiroga-, que se eleva sobre la margen derecha del Sil y puede observarse desde el mirador de Pena do Ladeiro, en Ribas de Sil. El pasado martes, el fuego quemó gran parte de la vegetación que cubre este gran pliegue geológico, lo que permite apreciar mejor su estructura, pero que también puede haber provocado graves alteraciones.

Según explica Ballesteros, «las altas temperaturas de los incendios pueden causar cambios químicos en la composición de las rocas y transformar unos minerales en otros, en un proceso de metamorfismo». La acción del fuego, añade, también puede provocar un proceso de degradación y deshidratación de las rocas, haciendo más fácil que se descompongan y sufran desprendimientos, y también que se produzcan corrimientos de tierras.

El geólogo puntualiza que aún no se ha podido comprobar si el fuego causó algún efecto de este tipo en las rocas -básicamente cuarcitas- que componen el sinclinal de Castrodares. «Pero en todo caso nos preocupan mucho las alteraciones del patrimonio geológico que puede haber provocado el incendio en este y en otros puntos del geoparque, y es algo que vamos a estudiar», agrega.