Encuentran muerto en Ribas de Sil a un hombre de 60 años que llevaba horas desaparecido

Carlos Cortés, André S. Zapata LA VOZ / MONFORTE

RIBAS DE SIL

Este es el lugar en el que fue encontrado el cuerpo, junto a una carretera local que lleva hasta la orilla del río Sil
Este es el lugar en el que fue encontrado el cuerpo, junto a una carretera local que lleva hasta la orilla del río Sil

Su familia lo echó en falta este sábado por la mañana y el dispositivo de búsqueda se puso en marcha poco después. No parece haber indicios de muerte violenta

24 abr 2021 . Actualizado a las 16:46 h.

Un hombre de 60 años fue encontrado muerto este sábado por la mañana en Ribas de Sil. Se trata de un vecino de este municipio que vivía solo y al que su familia había echado en falta esta misma mañana. El cuerpo fue encontrado en la orilla del río Sil, en un paraje muy frecuentado por pescadores. Todo apunta a una muerte por causas naturales.

El fallecido, J.L., de 60 años de edad, tenía su casa en el barrio de San Pedro. Era soltero y no tenía hijos. Los familiares que viven en una casa pegada a la suya se dieron cuenta esta mañana de que faltaba. Fueron a verlo a primera hora, como todos lo días, y vieron que no estaba en casa. Inmediatamente, denunciaron su desaparición. 

Poco después se puso en marcha un dispositivo de búsqueda en el que participaron la Guardia Civil, voluntarios de la agrupación local de Protección Civil de Ribas de Sil, familiares y vecinos del desaparecido, el alcalde de Ribas de Sil, Miguel Sotuela, y también un nutrido grupo de aficionados locales a la caza que lo conocían porque él también había sido cazador. También fue alertado el grupo de emergencias de Quiroga-Folgoso do Courel, pero el cuerpo fue encontrado cuando sus integrantes se disponían a sumarse a la búsqueda. 

Su cuerpo sin vida fue encontrado a las doce y media del mediodía en el paraje de Os Lameiriños, situado a unos pocos cientos de metros de distancia del barrio de San Pedro en una zona a la que se llega con facilidad a través de un camino asfaltado. La primera en verlo fue una familiar suya que participaba en el rastreo junto con un grupo de voluntarios de Protección Civil. El cuerpo fue trasladado por empleados de una funeraria poco antes de las cuatro de la tarde, después de que un forense revisase los restos y el lugar en el que fueron encontrados.

Al parecer, el cuerpo no presenta signos de violencia. El fallecido sufría diferentes problemas de salud y su cadáver estaba dentro del agua, pero en una zona pegada a la orilla y en la que apenas hay una cuarta de profundidad. En todo caso, para conocer las causas de la muerte habrá que esperar a la realización de la autopsia. La autopsia será también la que determine si el hombre murió el viernes o el propio sábado por la mañana.