Ribas de Sil renuncia a organizar este año la Festa da Cereixa

El festejo gastronómico se celebra normalmente a principios de junio, pero el gobierno local considera que no se dan las condiciones adecuadas

Un puesto de venta en una edición anterior de la Festa da Cereixa e do Aceite
Un puesto de venta en una edición anterior de la Festa da Cereixa e do Aceite

quiroga / la voz

Al aproximarse las fechas habituales de su celebración -la anterior edición fue entre el 1 y el 2 de junio-, el Ayuntamiento de Ribas de Sil ya ha descartado la posibilidad de celebrar una nueva edición de la Festa da Cereixa e do Aceite. Este año debía celebrarse la edición número dieciocho, pero los responsables municipales consideran que aún no se dan las condiciones adecuadas para un festejo gastronómico de este tipo. «Intentar celebrar a feira cunhas medidas de seguridade como as dos mercados non solucionaría nada, porque as xornadas perderían todo o seu carácter festivo e non ten sentido mantelas nesas condicións», señala el teniente de alcalde Roberto Castro. Por este motivo, agrega, gobierno municipal decidió que sería más conveniente dejar la cita aplazada para el año próximo.

En cuanto a la cosecha de cerezas de este año en el municipio, Miguel Rodríguez González, productor de la parroquia de Figueiredo, opina que todavía es demasiado pronto para hacer una valoración. «Dentro dun par de semanas poderase facer unha estimación», porque a época forte das cereixas aínda non chegou, señala. «Estou pasando o confinamento en Santiago e levo un tempo sen ver como están as cerdeiras, pero polo que me comentan parece que este ano a colleita non vai ser moi abundante», añade.

Problemas para distribuir

Por otro lado, Rodríguez dice desconocer todavía si este año resultará rentable poner a la venta las cerezas que cultiva en Figueiredo, teniendo en cuenta que no le será posible dar salida a una parte de la producción a través de la cancelada fiesta gastronómica de San Clodio. «O comercio de proximidade non resolve nada tratándose dun produto como este e dun municipio como Ribas de Sil, porque aquí praticamente todo o mundo ten cerdeiras suficientes para o autoconsumo», apunta. «Se non se poden levar as cereixas máis lonxe non hai forma de colocalas no mercado e aínda non sei en que condicións se poderá facer cando a colleita estea preparada para distribuir», agrega.

Al desconocer aún cómo resultará la nueva cosecha en cantidad y en calidad y al no tener claro como podría comercializar sus cerezas en medio de la complicada situación actual, Miguel Rodríguez no descarta la posibilidad de que este año haya que dejar el fruto sin recoger. «Está todo no aire e de momento non se pode asegurar nada ao 100%, pero é posible que non mereza a pena nin sequera recoller as cereixas, porque tal como están as cousas non sería raro que non resultase rendible», comenta el productor de Figueiredo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ribas de Sil renuncia a organizar este año la Festa da Cereixa