Nuevo Plan Hidrológico: todo sigue igual para Monforte

Se mantienen las restricciones en todas las zonas afectadas

Crecida del río Cabe en Ribas Altas (Monforte) el pasado mes de diciembre
Crecida del río Cabe en Ribas Altas (Monforte) el pasado mes de diciembre

monforte / la voz

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil ya ha terminado la primera revisión del plan hidrológico del año 2013. En los municipios más afectados por las restricciones urbanísticas que hay que aplicar obligatoriamente en las áreas inundables, como Monforte, había expectación por ver si esa segunda versión del plan aligeraba la presión. No ha sido así. Todas las áreas con riesgo potencial significativo de inundación que aparecían en ese documento hace siete años, siguen estando ahora. De hecho, hay alguna incorporación nueva, como la del tramo urbano del río Asma en Chantada.

Esta primera revisión del plan hidrológico fue aprobada inicialmente en diciembre y desde entonces está en período de exposición pública. En el plazo de consultas que se abrió en el 2013, el período de presentación de alegaciones fue de tres meses. En los municipios del sur de la provincia de Lugo, este plan contempla como zonas inundables tramos de ríos y arroyos que suman algo más de 65 kilómetros de longitud. Los municipios con terreno afectado son los de Monforte, Pantón, A Pobra do Brollón, Bóveda, Chantada, Carballedo, Quiroga y Ribas de Sil. El Plan Hidrológico del 2013 estará en vigor hasta que sea definitivamente aprobada esta versión renovada. El plan prohíbe cualquier modificación en la edificabilidad en las zonas consideradas inundables.

El caso de Monforte es de los más problemáticos, porque buena parte de su trama urbana está en las proximidades del río Cabe o de alguno de sus afluentes. El nuevo plan de urbanismo que lleva años pendiente de elaborar y aprobar debe tener en cuenta obligatoriamente todas las limitaciones que impone el Plan Hidrológico. Pues bien, en esta nueva versión nada cambia en Monforte. El municipio suma más de 36 kilómetros de ríos y arroyos susceptibles de provocar inundaciones. Apenas hay ningún barrio que se libre por completo.

En Pantón se mantiene el tramo compartido con Monforte del río Cabe entre desde Freixo hasta A Chopeira. E incorpora uno nuevo, el del río Sil en Os Peares.

En Bóveda continúa apareciendo el río Mao en Xulián.

En la primera revisión del Plan Hidrológico entra un tramo nuevo en A Pobra do Brollón, el del río Rubín que pasa por la capitalidad municipal. Y continúan los dos del río Cabe en este municipio.

Los cambios de esta nueva versión son significativos para Chantada. En el Plan Hidrológico todavía vigente, este municipio no aparecía. Ahora sí sale, con un tramo de 4,6 kilómetros del río Asma, que incluye el malecón y todo su paso por la zona urbana de esta localidad. La ficha correspondiente a este río indica que en el período comprendido entre el 2007 y el 2015, el Asma sufrió en este tramo un número medio de inundaciones, lo que supone que fueron entre cinco y diez.

Dentro de la comarca de Chantada, hay también dos zonas inundables en el municipio de Carballedo, y las dos son nuevas. La primera es la del río Búbal entre A Granxa (Carballedo) y Casdavil (A Peroxa), y la segunda en el Miño también entre A Granxa y Os Peares.

El municipio de Quiroga conserva los cuatro tramos que tenía y suma uno más, el del río Quiroga al sur del casco urbano.

El octavo municipio del sur de Lugo con áreas con riesgo potencial de inundación es Ribas de Sil, pero no incorpora ningún tramo nuevo a los dos que ya tenía, uno en el arroyo San Pedro y otro en el de Ventosa.

*Tramos nuevos incluidos en esta segunda versión del plan

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nuevo Plan Hidrológico: todo sigue igual para Monforte