Encuentran por primera vez un grupo de mámoas en Ribas de Sil

Los túmulos están en el monte de O Coto, cerca del límite con San Xoán de Río

Perfil de una de las tres mámoas, que se encuentran a escasa distancia unas de otras
Perfil de una de las tres mámoas, que se encuentran a escasa distancia unas de otras

quiroga / la voz

La asociación Patrimonio dos Ancares comunicó a la Dirección Xeral do Patrimonio Cultural el hallazgo de las primeras mámoas registradas en el municipio de Ribas de Sil. Los túmulos megalíticos se encuentran en el monte de O Coto, en la parroquia de Torbeo y muy cerca del límite de Ribas de Sil con el municipio ourensano de San Xoán de Río. Las mámoas, según indican desde el referido colectivo, no figuran en el Plan Básico Autonómico de la Xunta -en el que se recogen los bienes culturales catalogados en la comunidad- ni tampoco en el plan general de ordenación municipal de Ribas de Sil, que data del 2009.

Según explica Xabier Moure, uno de los responsables de la asociación, el hallazgo se realizó de forma casual al buscar un peñasco conocido por Pena Furada -que podría contener grabados prehistóricos- en el límite de los municipios de Ribas de Sil, San Xoán de Río y Castro Caldelas. Los miembros del colectivo no consiguieron localizar los grabados, pero al recorrer la zona encontraron tres túmulos megalíticos sin inventariar.

Las mámoas -dicen asimismo desde la asociación- se hallan a una altura de unos 1.015 metros. Una de ellas, la más pequeña, está a unos cien metros del límite del municipio de San Xoán de Río y tiene unas medidas de doce por 8,50 metros. Otro túmulo, situado a 375 metros del anterior, tiene unos dieciocho metros de diámetro. La tercera mámoa, a unos 120 metros del precedente, es la de mayor tamaño, ya que tiene un diámetro de 22 metros.

Los autores del hallazgo, por otra parten indican que este grupo de túmulos se encuentra a unos dos kilómetros en línea recta de un conocido conjunto de mámoas situado en el Alto da Arma, en el vecino municipio ourensano de Castro Caldelas.

Uno de los enterramientos fue excavado en busca de tesoros

Los tres túmulos encontrados en el monte de O Coto han perdido gran parte de su masa original, como sucede con muchos enterramientos prehistóricos de este tipo existentes en Galicia. Según explica Xabier Moure, la más pequeña de las mámoas tiene en su centro una piedra que pudo formar parte de la cámara tumular. En torno a la segunda en tamaño, por otro lado, pueden verse pequeñas piedras de cuarzo que a su juicio pudieron formar parte de la coraza que debió de recubrir el túmulo. En la de mayores dimensiones -de un metro de altura- puede verse lo que se llama un cráter de violación, es decir, un hoyo cavado por buscadores de supuestos tesoros.

Aunque en Ribas de Sil no se había catalogado con anterioridad ninguno de estos antiguos monumentos funerarios, dice asimismo Xabier Moure, la toponimia indica que hubo otras mámoas en diferentes puntos del municipio. Es el caso de los lugares denominados A Medorra -en la parroquia de Piñeira- y Medoña, en Soutordei. Sin embargo, en ninguno de estos sitios se pudo localizar la presencia de mámoas. «Da que había en Piñeira contáronnos hai anos que fora destruída», comenta Moure a este respecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Encuentran por primera vez un grupo de mámoas en Ribas de Sil