Hacia el gran meandro de A Cubela

Una ruta de singular interés paisajístico discurre por el municipio de Ribas de Sil


monforte / la voz

Entre las localidades de Castro de Abaixo y A Cubela, en Ribas de Sil, discurre una interesante ruta de senderismo que ha sido integrada en el geoparque Montañas do Courel. Los paisajes del cañón del Sil, las huellas de la minería romana, la arquitectura tradicional y una rica vegetación son algunos de sus atractivos. La aldea de Castro de Abaixo, donde empieza el itinerario, se asienta en parte sobre una antigua explotación minera de la que quedan grandes cantidades de cantos rodados.

El camino que lleva a A Cubela empieza a la altura de la última casa de la aldea. Tras los primeros doscientos metros, cruza el arroyo de As Chenzas y después se bifurca. Tomamos el ramal de la derecha y entramos en una zona de monte bajo. A partir de aquí empiezan a verse encinas, alcornoques de gran porte y sobre todo madroños. Al llegar al kilómetro 2 se pueden avistar -en la orilla opuesta del Sil- los viñedos de las riberas de Vilachá, pertenecientes a A Pobra do Brollón. Un kilómetro más adelante, la vegetación mediterránea se mezcla con la atlántica y aparecen castaños, robles, laureles, fresnos, arces, serbales, jaras... El camino inicia un ligero ascenso que será constante durante el resto de la ruta.

Hacia Pena Tallada

En el kilómetro 4,2 el camino se interna en zona boscosa siguiendo el curso del arroyo de Lousedo, que cruzaremos por un puente de madera unos cien metros más adelante. En el último tramo, un kilómetro antes de A Cubela, atravesamos una zona escarpada llamada Pena Tallada, donde la roca fue cortada en dos puntos diferentes del camino, conformando un curioso pasadizo pétreo. Luego el camino inicia un suave descenso y unas decenas de metros más adelante pasa a ser llano hasta llegar a A Cubela, al cabo de 5,8 kilómetros de marcha. La aldea se levanta sobre una antigua explotación aurífera. Sus huellas son unas características tierras rojizas y muchos cantos rodados que se aprovecharon para construir cierres de fincas y viviendas tradicionales. En este paraje, el Sil forma un espectacular meandro.

El regreso se puede hacer por el Camino de Invierno, que nos llevará de vuelta a Castro de Abaixo en un trayecto de ocho kilómetro. Para ello hay que salir de A Cubela por la carretera de Torbeo, remontar una ligera cuesta a lo largo de un kilómetro y tomar un desvío a la izquierda.

 

DESDE SAN CLODIO

Hay que situarse a la altura del puente de Augas Mestas en la carretera N-120, a 6,5 kilómetros de San Clodio y a 7 de Quiroga. Allí es preciso tomar el vial que lleva a Castro de Abaixo, que se encuentra a unos setecientos metros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hacia el gran meandro de A Cubela