monforte / la voz

Entre las rutas de senderismo que parten de la localidad soberina de Doade se halla la de los miradores de Pena do Castelo y O Duque, que ofrecen unas espectaculares vistas del cañón del Sil. El itinerario discurre por un tramo de la antigua calzada romana -después camino real- conocida como Vía Nova y atraviesa una gran superficie de viñedo de la subzona de Amandi.

El recorrido empieza en la plaza pública de Doade, llamada Praza das Quintas. Primeramente hay que recorrer un centenar de metros por la carretera LU-601, en dirección a Monforte, hasta llegar a un cruce. Tomamos el vial de la derecha, que va a la localidad de Francos. Recorremos otros trescientos metros para coger un camino de tierra que aparece a la derecha y que nos llevará al mirador de Pena do Castelo, situado a 1,2 kilómetros. Unos trescientos metros antes del mirador aparece a la derecha otro camino por el que después seguiremos la ruta.

Desde el mirador, situado sobre un gran promontorio, se divisa la villa de Castro Caldelas en la margen opuesta del Sil. Por debajo podemos ver buena parte de las tierras de Abeleda y Paradela, y a la derecha, las del municipio de A Teixeira. A los pies del mirador se extienden los viñedos de Doade. Junto a la Pena do Castelo estaba la ermita de San Amaro, desaparecida a mediados del siglo XIX. En el año 2004 fue construida otra ermita al lado del mirador.

Camiño de San Amaro

Tras visitar este paraje hay que volver a la última bifurcación y tomar el camino que arranca a la derecha -el llamado Camiño de San Amaro- para visitar el mirador de O Duque. Es un camino de carro utilizado tradicionalmente por los vecinos de Doade para acceder a los viñedos de esta ribera. Por aquí también pasaba un ramal de la Vía Nova que unía Braga con Astorga, tras cruzar el Sil por el puente de Paradela, y seguía por el pueblo de Francos.

Unos cuatrocientos metros más adelante, el camino sale a una pista de tierra en el lugar de San Amaro, justo por debajo del mirador de Pena do Castelo. A partir de aquí solo hay que seguir las señales que están colocadas de forma estratégica en los distintos cruces con los que nos vamos a encontrar.

El camino hasta el mirador de O Duque, de unos tres kilómetros, discurre por una de las zonas de viñedos más antiguas de la ribera de Doade, donde fue necesario acondicionar el terreno mediante bancales o socalcos para poder cultivar las vides. Dejamos la zona de San Amaro y a continuación pasamos a las de Seoane y Meixemán, todas ellas cubiertas de vides. Cuando ya resta apenas un kilómetro para llegar al mirador, justo en el punto donde el camino inicia una fuerte subida, esta zona de viñedo pasa a denominarse A Capitana.

En el kilómetro 4,7 la pista de tierra desemboca en las inmediaciones del mirador -situado en el territorio de la parroquia de Marcelle, del municipio de Monforte-, donde se construyeron un amplio aparcamiento y una zona de esparcimiento. El mirador, situado a unos veinte metros a mano derecha, ofrece un amplio panorama del cañón del Sil y las riberas de los municipios de Sober, Ribas de Sil, A Pobra do Brollón y Castro Caldelas. A nuestros pies tenemos una impresionante vista del embarcadero de Doade o Ponte da Abeleda. Al otro lado del Sil, en la orilla ourensana, se encuentra el mirador de Matacás.

 

Desde monforte y sober

Para ir a Doade desde Monforte hay que salir por la carretera LU-601 que lleva a Castro Caldelas. Doade está en el kilómetro 12. Saliendo de Sober por la carretera de Gundivós, Doade está a 13,5 kilómetros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Miradores privilegiados sobre el Sil