Una gran mina de oro romana olvidada en Ribas de Sil

Una explotación aurífera de tamaño monumental ha pasado desapercibida hasta ahora cerca de la localidad de Peites


monforte / la voz

El patrimonio arqueológico e histórico de Ribas de Sil comprende un singular elemento al que apenas se había prestado atención a pesar de su monumental tamaño. Se trata de una antigua mina a cielo abierto situada en las cercanías de la localidad de Peites y del límite de este municipio con el de Trives. No es que fuese totalmente desconocida, puesto que ya había sido incluida en un inventario de la minería romana realizado hace años por el arqueólogo Luis Fernández. Sin embargo, hasta ahora no se había tomado conciencia de su importancia ni se llevó a cabo ninguna iniciativa para darla a conocer y aprovecharla como recurso turístico.

El profesor jubilado Manuel Cao y Carlos Rueda, colaborador de La Voz, recorrieron el lugar en fechas recientes y pudieron comprobar que la antigua explotación minera consiste en un socavón de grandes dimensiones, de más de doscientos metros de largo por unos 120 de ancho, con una profundidad que puede llegar hasta los 35 metros. Hace tiempo que a Manuel Cao le había llamado la atención la presencia del gran corte practicado en la ladera del monte, que divisó algunas veces al circular por la carretera N-120 a la altura de Montefurado. Intentó visitar el lugar hace unos años, pero no pudo examinarlo bien porque la zona acababa de sufrir un incendio forestal y estaba cubierta de vegetación carbonizada. La nueva visita presentó menos dificultades, aunque la antigua mina está oculta en gran parte por una densa maleza.

Aviso al Ayuntamiento

Tras la visita, Cao y Rueda se pusieron en contacto con los responsables municipales para señalarles la importancia del yacimiento. «Sabíamos que nese lugar había unha mina romana, pero ata agora non foi estudada e non éramos conscientes da súa espectacularidade», dice a este respecto el teniente de alcalde y concejal de Cultura Roberto Castro. A su juicio, la explotación es comparable a otra gran mina romana a cielo abierto existente en el municipio, la de O Covallón -en las proximidades de la aldea de Lousadela-, que el Ayuntamiento tiene previsto acondicionar para las visitas turísticas e incluir en una ruta temática dedicada a la minería antigua.

Castro dice por otro lado que el Ayuntamiento tendrá muy en cuenta el valor de este yacimiento olvidado y que tomará medidas similares a las que se pretende aplicar en O Covallón, una vez que el lugar sea examinado por expertos, a fin de integrarlo en el proyectado parque geológico Montañas do Courel. «Pensamos que acondicionar a mina para recibir visitas non será moi complicado, porque basicamente haberá que rozar a vexetación e instalar paneis interpretativos», apunta. Habilitar un acceso tampoco parece difícil -añade-, ya que justo al pie de la explotación pasa un camino tradicional que une Peites con Trives y que actualmente se encuentra en buen estado. Sin embargo, el gobierno local no piensa realizar estas actuaciones de inmediato, ya que ahora está centrando sus esfuerzos en otras iniciativas relacionadas con el geoparque.

Os Cófaros, un topónimo muy poco común

El lugar donde se encuentra la antigua mina de Ribas de Sil es conocido como Os Cófaros, un topónimo muy poco habitual que se repite en ciertos parajes situados en los municipios ourensanos de Montederramo, Vilariño de Conso, Entrimo y Sarreaus. El nombre no figura en los diccionarios gallegos más usuales, pero guarda similitud con la palabra fócaro -de la que parece ser una variante-, con la que se denomina una cascada situada cerca de A Seara, en el municipio de Quiroga.

La voz fócaro también se utiliza tradicionalmente en la sierra de O Courel para designar los hundimientos naturales del terreno -conocidos técnicamente como dolinas- causados por el desplome de los techos de las cuevas calizas. Según el diccionario de la lengua gallega de Isaac Alonso Estraviz, el significado de fócaro es «fosa feita na terra por unha avenida de auga» y tiene como sinónimos las palabras cárqueva, carriozo o carrozo.

 

En las cercanías de dos ríos

La mina de Os Cófaros se encuentra en las proximidades de la desembocadura del río Bibei en el Sil, donde está la presa hidroeléctrica de Montefurado. En el mismo municipio y también en el entorno del Sil se encuentran otras tres minas auríferas a cielo abierto: las de O Covallón, O Vogo y A Escrita. La de Os Cófaros tiene unas dimensiones mayores que la de O Covallón, aunque su profundidad es menor, ya que la de esta última llega a unos sesenta metros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Una gran mina de oro romana olvidada en Ribas de Sil