Unos padres de Quiroga demandan al instituto local por el acoso que sufrió su hija

Los hechos, según los denunciantes, ocurrieron entre los años 2013 y 2017

Los hechos denunciados ocurrieron hace años en el instituto de Quiroga
Los hechos denunciados ocurrieron hace años en el instituto de Quiroga

mONFORTE / lA vOZ

La familia de una exalumna reclama al instituto de Quiroga una indemnización por la situación de aislamiento y acoso que la estudiante sufrió durante años por parte de algunos de sus compañeros de aula. La demanda que tienen presentada en el juzgado de Monforte describe sobre todo presiones psicológicas, pero también algún episodio de agresión física. La alumna tuvo que cambiar de instituto y acabó el bachillerato en Monforte.

Los padres de esta estudiante aseguran que los problemas empezaron en realidad ya durante la etapa de su hija en educación primaria, en el colegio público de Quiroga. En todo caso, la demanda incluye únicamente lo sucedido en el instituto. La víctima asegura que desde que tenía 12 años y hasta que, ya con 16, ella y su familia decidieron dejar el centro y marcharse a Monforte, algunos de sus compañeros la hostigaron de forma permanente con todo tipo de insultos, amenazas y mediante la difusión de mentiras sobre ella. Mientras, el resto de la clase contribuía a hacerle el vacío o simplemente no hacía nada por mejorar la situación.

Los padres apuntan al centro como responsable de lo sucedido. Aseguran que a pesar de que la mayor parte de los episodios de acoso que denuncian ocurrieron dentro del recinto del instituto, los responsables del centro en el momento de ocurrir estos hechos, entre los años 2013 y 2017, niegan haberse enterado. Los padres de la afectada aseguran que algunos de los responsables del acoso «la ridiculizaban e insultaban delante de los profesores». La agresión física que se menciona en la demanda es el corte de un mechón de pelo a esta estudiante por parte de una alumna que se sentaba detrás de ella, y sucedió durante una clase.

La familia asegura que la dirección del instituto solo puso en marcha una investigación interna en el año 2018, cuando esta chica ya se había trasladado a un instituto de Monforte para escapar del acoso. A ellos no les consta que ese procedimiento de investigación interna esté ni siquiera concluido. Y sostienen que ninguno de los alumnos que fueron responsables directos del acoso llegó a ser sancionado después de que la dirección decidiese investigar qué había pasado

Les piden 50.000 euros

En su demanda, presentada en un juzgado de Monforte, la familia reclama una indemnización de 50.000 euros por los daños psicológicos sufridos por esta estudiante y por los gastos que les supuso mudarse de Quiroga a Monforte para estar con ella cuando la administración educativa le concedió el cambio de matrícula que ellos habían pedido.

«No quería ni siquiera salir de casa»

Paula prefiere no identificarse más que por su nombre de pila. Asegura haber sufrido cuatro años de acoso por parte de sus compañeros cuando estudiaba en el instituto de Quiroga. Ahora tiene 19 años, está estudiando criminología («seguramente -admite- lo elegí por lo que me pasó») y quiere pasar página, pero espera que antes de eso se haga justicia.

 -¿Cómo se encuentra ahora?

-Bueno... antes estaba mucho peor. No quería ni salir de casa. Mis padres me han hecho de psicólogos, siempre he podido contar con ellos. Yo lo contaba todo en casa, pero en la dirección del instituto ignoraban el asunto, me decían que la culpa era mía, que yo era introvertida... Hay días que lo recuerdo, pero tengo que tirar para adelante, no me puedo quedar en eso.

-¿Lo tiene superado?

-Aún no. Es algo que viene de muchos años atrás, me ha condicionado mucho toda mi vida, mi estado de ánimo. A veces me dan bajones cuando lo recuerdo, o cuando veo por la calle a las que me acosaban y se me ríen a la cara.

-¿Por qué decidieron ustedes presentar esta demanda?

-Porque sabemos que en el instituto de Quiroga ha habido más casos de acoso, incluso de algunos alumnos a profesores. Había profesores que sabían lo que me pasaba a mí y no hicieron nada para pararlo.

-¿Qué le diría a los compañeros que la acosaron?

-Que asuman que se equivocaron y que busquen ayuda para solucionar su problema. Si tienen alguna frustración deben solucionarla de otra manera, no utilizando la violencia contra gente que no les ha hecho nada.

-¿Y a los que no hicieron nada para evitarlo?

-Que las injusticias no se pueden callar y que tengan en cuenta que también les puede pasar a ellos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos
Tags
Comentarios

Unos padres de Quiroga demandan al instituto local por el acoso que sufrió su hija