Más de un siglo de médicos ilustres

Antonio Piñeiro fue, en el año 1899, el primer doctor monfortino colegiado en Lugo

El doctor y científico monfortino Antonio Casares, tercero por la derecha en la fila superior, en una foto de familia
El doctor y científico monfortino Antonio Casares, tercero por la derecha en la fila superior, en una foto de familia

monforte

En la historia reciente de Monforte, abundan los profesionales de la medicina que adquirieron una gran notoriedad. Entre ellos sobresalen José Goyanes Capdevila, Antonio Casares Rodríguez y Maximino Teijeiro Fernández, cuyos nombres rotulan céntricas calles y plazas monfortinas. Incluso podemos incluir y añadir a este terna a Juan López Suárez, conocido popularmente como Xan de Forcados, que aunque nacido en O Saviñao fue declarado hijo adoptivo de Monforte. Muchos edificios públicos y zonas verdes de la ciudad del Cabe ocupan terrenos cedidos por este filántropo.

Desde 1899, en que aparecen los primeros médicos colegiados en la provincia de Lugo, han pasado la friolera de 120 años. El primer médico colegiado de Monforte fue Antonio Piñeiro Rodríguez, que llegó a ser forense titular en la localidad. Los fundadores del Colegio Médico de la provincia de Lugo, en fecha 12 de septiembre de 1899, fueron Francisco García Neira, Serafín Sal Otero, Eduardo Castro Valina, José María Zubiri Ávila, Gonzalo Moure Iglesias, José Almovina Vigil, Manuel García Varela, Juan Paradela Sánchez, Jesús Rodríguez Sánchez, y Pedro Gasalla González, todos ellos vecinos de Lugo capital. También formaban parte de esa primera lista de colegiados Aniceto Anllo, de Cospeito; Pedro Pardo Carnero, de Pantón; y el citado Antonio Piñeiro Rodríguez, de Monforte.

Arias Sanjurjo, en Pantón

Días más tarde, el 7 de octubre del mismo año, aumenta la lista con los siguientes médicos: Modesto Reverendo Lois, de Monterroso; Leopoldo Arias Sanjurjo, de Pantón; Celestino Pardo y Pardo de Friol; José Iglesias Pérez, de Triacastela; Manuel Gutiérrez Lorenzana, de Chantada; Ramón Vázquez Gómez, de As Nogais; Ramón Fraga Regueira, de Guntín; Castor Vázquez Coello, de Chantada, y Jesús Díaz Rodríguez, de Neira.

En el año 1900 aumenta el número de colegiados con la incorporación de Evaristo Rodríguez Rodríguez, Emilio Fernández Moreiras, y Eustaquio Veloso Rodríguez, de Monforte; Ramón Chousa Pérez, de O Corgo; Ramón Suárez Sánchez, de Taboada; Eutasio Castrillón Sánchez, de Fonsagrada; Manuel Fernández Gómez, de Navia de Suarna; Manuel Roca Varela, de Lugo; José Fernández Rodríguez de Bóveda; Camilo Santiso Cela, de Castroverde; Gumersindo Pérez Alonso, de Sober; Enrique Rodríguez Leonardo y Pedro Ortiz Soto, de Lugo; Salvador Escobar Corral, de Baleira; Juan Montenegro Pardo y Antonio Correa Fernández, de Lugo; Ramón Guerra Díaz Varela, de Chantada; Germán Villamarín Peña, de Quiroga; Jose Rodríguez Costa, de O Saviñao; y Manuel Balboa Pela, de Pobra do Brollón.

En el año 1901, solo citando la comarca de Lemos, se colegian Manuel Casanova García y Gaspar Quiroga Dorado de Monforte, y Miguel Parrilla Baamonde, monfortino aunque vive en la ciudad de Lugo. También se incorpora Miguel López Guitián, de Bóveda. Gaspar Quiroga Dorado, era entonces médico mayor de sanidad militar, y como tal es ascendido en agosto de 1906, un año antes de su jubilación. Con anterioridad, como médico primero de sanidad militar había sidos destinado al regimiento de Murcia, año 1891. Por su parte, Salustio Beloso, con casa y consulta en la calle de A Coruña, en el año 1906, fue el primero que ejerció en la Estación.

Una familia de facultativos que ya ejercía en el siglo XVIII

Del Colegio de Médicos de Lugo forma parte en 1931, José Rodríguez Peña, de Quiroga. Los cargos directivos de la delegación de Monforte son Emilio Fernández

Moreiras, como presidente; Avelino Figueiras García, secretario, médico especialista en obstetricia; y Ramiro Casas López, tesorero. Titulado en 1890, uno de los primeros nombramientos de Ramiro Casas fue el de médico forense de la cárcel del partido judicial de Monforte, en 1913. En el año 1928 es nombrado presidente del Casino y en 1945 pasa a ejercer como forense del Juzgado de Ourense.

De estos comienzos del siglo XX es la subsección de Monforte de la Cruz Roja, en la que se citan los siguientes médicos de la localidad como socios activos: Evaristo Rodríguez -que fue alcalde-, Eustaquio Beloso Rodríguez, Juan Sánchez Villar, Emilio Fernández Moreiras, Antonio Piñeiro Rodríguez, Manuel Casanova García y José Quiroga Fierro. También aparecen reseñados los farmacéuticos Sebastián Vázquez López, Gabriel Rodríguez Barreira y Raimundo Fernández González.

José Quiroga Fierro era miembro de una de las familias con más tradición médica monfortina. Su abuelo, Juan Quiroga y Lago, con casa en la calle de los Hornos, era médico ya a finales del siglo XVIII. El padre de José Quiroga Fierro, también médico, levantó la casa blasonada del Campo de San Antonio, durante la primera parte del siglo XIX, en la que residió y ejerció profesionalmente.

Antonio Dacal Rodríguez, Jesús Fernández Vázquez, Ángel García Maos, Ceferino Iglesias, Avelino Figueiras; José Parrilla, Alfonso Novoa, José Casas, Mariano Mazaira Noguerol; Jesús Dapena, Carlos Parrilla, José Parrilla Baamonde y Francisco Arechaga Vázquez son otros conocidos médicos de la historia más reciente local.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Más de un siglo de médicos ilustres