La espectacularidad de la cascada de Vieiros crece con las borrascas

El incremento del caudal del río Selmo cambia el aspecto de este paraje emblemático del municipio de Quiroga y del geoparque Montañas do Courel


Las abundantes precipitaciones caídas durante las últimas semanas en la sierra de O Courel —en forma de lluvia y de nieve— han incrementado la espectacularidad de los saltos naturales de agua repartidos por este territorio. Uno de ellos es la cascada de Vieiros, cerca de la aldea del mismo nombre, en el municipio de Quiroga. El salto forma parte del curso alto del río Selmo, un afluente del Sil que tiene su nacimiento en el monte Formigueiros, el más elevado de la sierra, a unos 1.500 metros de altura. La cascada figura por otra parte entre los parajes de mayor atractivo paisajístico del geoparque Montañas do Courel.

Una ruta circular de senderismo que pasa por este paraje empieza y acaba en la localidad de A Seara, a la que se accede desde la capital del municipio por la carretera LU-623. El recorrido, con 4,96 kilómetros de trayecto y una duración estimada de dos horas y veinte minutos, permite observar el espectacular salto de agua desde diferentes puntos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La espectacularidad de la cascada de Vieiros crece con las borrascas