monforte / la voz

Un paraje de singular atractivo paisajístico del municipio de Pantón se encuentra entre los los lugares de San Romao y As Bornogueiras, pertenecientes a las parroquias de San Romao de Moreda y San Martiño, respectivamente. En un tramo apenas medio kilómetro, el río Carabelos salva unos fuertes desniveles formando llamativas cascadas y saltos de agua. En esta parte del cauce hay además dos antiguos molinos harineros -uno de ellos también sirvió como central eléctrica- pertenecientes a la casa grande de As Bornogueiras.

Estos lugares pueden visitarse en un recorrido que empieza junto a la iglesia parroquial de San Romao de Moreda. En este lugar se hallan también los vestigios de un antiguo priorato del monasterio benedictino de Samos que poseyó tierras de uso agrícola y que probablemente se dedicó también a la viticultura. El priorato, que ya existía en el año 1175 -aparece mencionado en una bula papal de esa época como perteneciente al convento de Samos- desapareció en una época indeterminada, seguramente a causa de las desamortizaciones del siglo XIX. Lo que queda de él es un gran portalón de granito situado junto a un edificio que sirvió de casa rectoral, muy alterado por diversas reconstrucciones y añadidos de épocas recientes. La asociación cultural Segredos de Pantón dio a conocer el año pasado un estudio que incluye una reconstrucción tridimensional de las edificaciones del priorato basada en los datos históricos que se conservan. La iglesia parroquial, según un documento del año 1239, estuvo un tiempo bajo la jurisdicción del monasterio monfortino de San Vicente do Pino.

Inicio del recorrido

La ruta sigue un antiguo camino que enlazaba los lugares de San Romao y Goián con las parroquias de San Vicente y Santiago de Castillón, y que se dirige hacia el río Carabelos, que discurre a medio kilómetro de distancia. A medio camino de este primer tramo, entre San Romao y el río Carabelos, está la fuente de San Romao, acondicionada recientemente. Una vez en el cauce, hay que cruzarlo por unos bloques de granito colocados sobre el lecho del río. A continuación es preciso girar a la izquierda y continuar el recorrido por la orilla derecha del río Carabelos, siguiendo una antigua senda de pescadores. Este tramo presenta alguna dificultad, ya que la senda está actualmente muy poco marcada debido a la falta de tránsito y ausencia de pescadores en las últimas temporadas.

Los dos viejos molinos están separados entre ellos por una distancia de unos cincuenta metros. Además de prestar servicio a la casa grande de As Bornogueiras, eran muy solicitados por los vecinos de las localidades del contorno. Por cada ferrado de grano molido, los propietarios se quedaban con una maquía, un porción de poco más de un kilo.

La antigua central eléctrica estaba instalada en el segundo molino -situado río arriba- y además de proporcionar luz a la propia casa a la que pertenecía, alimentaba un motor acoplado al otro molino que le permitía seguir moliendo durante los meses de estiaje, cuando el caudal del río Carabelos sufría un fuerte descenso. La central también abasteció de corriente eléctrica la casa rectoral de San Romao de Moreda, pero solo cuando la vivienda de los propietarios tenía suficiente potencia y podía ceder una parte, lo que dependía de la fuerza del caudal.

Cómo llegar desde Monforte

Hay que salir por por la carretera que conduce a A Vide y San Salvador de Moreda. En el kilómetro 5,2 hay que desviarse a la izquierda hacia Paderne y San Romao. Este último lugar se encuentra a 2,6 kilómetros del desvío.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Moreda, tierra de monjes, molinos y luz eléctrica