Monforte y Pantón amplían la lista de municipios sin deuda bancaria

La crisis demográfica dispara el endeudamiento por habitante en A Pobra do Brollón


MONFORTE / la voz

Las medidas de restricción del endeudamiento y control del déficit público que tuvo que aplicar el Estado a raíz de la crisis económica tuvieron un impacto desigual en el sur lucense. Según los datos más recientes del Ministerio de Hacienda sobre deuda viva de las entidades locales, Monforte y Pantón acceden al club de los municipios con deuda cero al que ya pertenecían Folgoso do Courel, Ribas de Sil y O Saviñao. La deuda por habitante, por el contrario, se dispara en A Pobra do Brollón espoleada por la caída de población.

Entre 2009 y 2010 -víspera de elecciones locales- la deuda en Monforte pasó de 30.000 a 2.315.000 euros, el equivalente a 130 euros por habitante. El endeudamiento se había rebajado a la mitad al cerrarse el 2017 y con fecha 31 de diciembre del 2018 -ejercicio al que corresponden los datos más recientes publicados por Hacienda- se saldaron la totalidad de los créditos concertados con anterioridad. «Hoxe non debemos nada a ningún banco e, a pesar das importantes inversións que se fixeron nestes últimos anos, Monforte ten sete millóns de remanentes», destaca el alcalde, José Tomé.

La web del ministerio en la que figuran los datos define la deuda viva de las entidades locales como las obligaciones pendientes por operaciones de crédito. O Saviñao las saldó por completo en el 2017. Ribas de Sil y Folgoso do Courel están en situación de deuda cero desde los años 2016 y 2014, respectivamente. En ese último municipio el nivel de endeudamiento siempre fue muy bajo: su techo se situó en el 2004 con 44.000 euros de deuda. Los números rojos tampoco se desmadraron nunca en Pantón, que desde finales del 2018 no debe nada a los bancos.

Puso a muchos en su sitio

El alcalde de Pantón, José Luis Álvarez, no escatima elogios para su predecesor en el cargo, José Manuel Ledo. «A política do Concello de pagar ao contado vén de atrás e foi mérito do anterior alcalde. Eu trato de seguir na liña de que non se debe gastar o que non se ten», señala Álvarez. Los únicos picos en la deuda, detalla, se produjeron con motivo de compras como la del edificio de la cámara agraria o los terrenos para la residencia. «A lei Montoro apertounos o cinto, pero tamén puxo a moitos no seu sitio», opina el regidor.

La deuda en Chantada rondaba en el 2012 los cinco millones de euros. Sigue siendo el municipio del sur lucense más endeudado, pero ahora debe a los bancos 942.000 euros. Si atendemos al reparto por habitante, Chantada ocupa un lugar más discreto gracias a sus más de ocho mil vecinos. La deuda per cápita se situaría en este caso en 113 euros por habitante. En Quiroga asciende a 179 euros y en A Pobra do Brollón se sitúa en 273 euros por cada vecino. Este último municipio consiguió reducir el nivel endeudamiento en los últimos diez años, pero en ese período también perdió la friolera de cerca de 500 residentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Monforte y Pantón amplían la lista de municipios sin deuda bancaria