La virgen románica del convento Pantón podrá visitarse a diario

La valiosa obra fue instalada en una vitrina en el monasterio de las Bernardas

.

Una de las piezas más sobresalientes del patrimonio histórico y artístico de la Ribeira Sacra, que hasta ahora solo podía verse en casos excepcionales, está desde ayer expuesta al público en el monasterio de las Bernardas de Ferreira de Pantón. Se trata de una talla románica en madera con la imagen de la Virgen y el Niño, descubierta en 1975 en la iglesia del convento, que se ha instalado por primera vez en una vitrina para ser mostrada de forma permanente a los visitantes.

La vitrina fue costeada por la empresa turística Máis que Románico y diseñada por el artista y restaurador Pepe Barxa. Fue fabricada con vidrio templado de seguridad y cuenta con un sistema que regula los grados de temperatura y humedad adecuados para la conservación de la valiosa escultura. La instalación fue inaugurada ayer tarde en un acto en el que participaron el vicario general del obispado lucense, Mario Vázquez Carballo; el parroco de Pantón, Plácido González Ares, y la conservadora del museo diocesano de la catedral de Lugo, Carolina Casal.

La vitrina fue colocada en una estancia del monasterio que sirve como tienda de recuerdos, ya que los técnicos consideraron más adecuado este lugar para exponer la pieza que la iglesia donde fue encontrada. La instalación fue autorizada y supervisada por la Dirección Xeral do Patrimonio Cultural y por la delegación de patrimonio histórico del obispado. Hasta la fecha, la imagen se guardaba en las dependendencias del monasterio y solo se mostraba ?previa solicitud?en algunas visitas organizadas.

Estado de conservación

La restauradora Marina Fernández Fortes, que realizó un estudio de la pieza, señala que su estado de conservación es estable pese a que fue manipulada con cierta frecuencia y sometida a veces a unos cambios ambientales inadecuados. A partir hoy, la imagen podrá ser observada por los visitantes durante el horario de atención al público del monasterio, que abre diariamente de 10.00 a 13.00 y de 16.00 a 18.00 horas.

La financiación de la vitrina forma parte de una serie de «microproyectos» de conservación y revalorización del patrimonio histórico de la Ribeira Sacra que promueve Máis que Románico, según explica Beatriz Pérez, una de las responsables de la empresa. Con anterioridad, la firma sufragó la restauración de una imagen religiosa del siglo XVI que se conserva en la iglesia de la parroquia de Bermún, en Chantada. Su próximo proyecto consiste en dotar de una nueva iluminación al conjunto de pinturas renacentistas de la iglesia de Seteventos, en el municipio de O Saviñao. «O que pretendemos con estas iniciativas é fomentar a conservación do patrimonio da Ribeira Sacra e promover un turismo cultural sostible, algo que cremos que non está suficientemente potenciado neste territorio», apunta Beatriz Pérez.

Emparedada en la iglesia

La virgen románica de Ferreira de Pantón estaba emparedada en una ventana tapiada de la iglesia del monasterio de las Bernardas y fue descubierta fortuitamente durante unas obras de restauración que se realizaron en el edificio hace 43 años. En su momento, la imagen fue sometida a una operación restauradora sobre la que no hay información. Según explica la conservadora Carolina Casal, la pieza puede datarse a finales del siglo XII. El hecho de que apareciese empotrada en un muro -añade- no es un caso excepcional, ya que en esa época era una práctica común emparedar las imágenes sagradas cuando dejaban de utilizarse para el culto. «Os obxectos sacros que deixan de ter uso non poden abandonarse de calquera xeito e teñen que ser enterrados, emparedados ou ben queimados», señala.

La policromía que conserva actualmente la imagen, apunta por otro lado Carolina Casal, no es la original del siglo XII. «A pintura antiga perdeuse sen dúbida porque as imaxes deste tipo eran portada nas procesións e deixaban que os fieis as tocasen», comenta. «Ademais, moitas veces eran repintadas para adaptalas aos gustos das novas épocas», agrega.

La conservadora señala que la pieza tiene no solo un carácter único en el ámbito de la Ribeira Sacra -ya que en este territorio no se ha conservado ni descubierto otra escultura románica en madera-, sino que puede considerarse como una de las obras más notables del patrimonio artístico medieval de Galicia. Casal indica por otro lado que la imagen muestra analogías con otras piezas artísticas del mismo período que se conservan en la Ribeira Sacra, como el retablo románico en piedra de la iglesia de Santo Estevo de Ribas de Miño -en O Saviñao- y una figura de la Virgen de Belén de Xunqueira de Espadanedo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La virgen románica del convento Pantón podrá visitarse a diario