Un incendio quema viñas junto al Miño en O Saviñao

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

O SAVIÑAO

Fotografía del incendio de Rebordaos difundida a través de la cuenta de Twitter de la brigada de bomberos forestales helitransportada del monte Marroxo
Fotografía del incendio de Rebordaos difundida a través de la cuenta de Twitter de la brigada de bomberos forestales helitransportada del monte Marroxo @BMarroxo

Cálculos oficiales apuntan que la superficie quemada ronda las veinte hectáreas

27 jul 2022 . Actualizado a las 17:03 h.

La Consellería de Medio Rural dio por controlado este miércoles por la mañana un incendio forestal que empezó el día anterior a orillas del Miño en el municipio de O Saviñao. Las estimaciones provisionales de la consellería apuntan que el fuego afectó a alrededor de veinte hectáreas de terreno, en el que hay monte bajo, arbolado y también algunas viñas. Una fotografía difundida a primera hora de la tarde a través de las redes sociales muestra que una reproducción del incendio había quemado otra viña más después de que el incendio fuese dado por técnicamente controlado.

Este incendio empezó a eso de las cuatro de la tarde del miércoles en una zona ribereña de la parroquia de Rebordaos, cerca de la presa de Belesar. Se trata de una zona de viñedos, muchos en uso y otros abandonados. Los que están en uso se salvaron más que los abandonados, pero las llamas echaron a perder también viñas enteras que estaban en activo.

El daño que sufrieron algunas viñas se aprecia bien en una fotografía hecha desde un helicóptero y difundida a primera hora de la tarde del miércoles a través de las redes sociales. En esa imagen se ven carbonizadas lo que parecen ser viñas abandonadas, otras en uso que están intactas incluso dentro del perímetro del incendio y una más que en el momento de captar la fotografía acababa de ser arrasada por las llamas.

Este incendio forestal es el primero que se produce en el sur de la provincia de Lugo y que sobrepasa las veinte hectáreas de superficie afectada después de los que desde el día 15 provocaron una catástrofe ambiental y económica sin precedentes en la Serra do Courel y la comarca de Valdeorras.