Las piscinas del sur lucense tuvieron problemas para encontrar socorristas

José campos / f. a. MONFORTE / LA VOZ

O SAVIÑAO

Las piscinas municipales de Sober -en foto de archivo en la imagen- reabrieron sus puertas la semana pasada
Las piscinas municipales de Sober -en foto de archivo en la imagen- reabrieron sus puertas la semana pasada CARLOS CORTÉS

Algunos profesionales vienen de otras localidades, como Santiago

20 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Otro año más, la situación de las piscinas municipales de los ayuntamientos del sur de la provincia volverá a estar marcada por la pandemia generada a raíz de la covid-19. Y no solo esto: también hay problemas a la hora de contratar socorristas. Algo que han compartido los municipio de Pantón, Quiroga, Chantada, O Saviñao, Sober y Taboada a la hora de poner a funcionar sus piscinas municipales fueron las dificultades para contratar profesionales, para lo que tuvieron que hacer repetidas ofertas. Es peculiar el caso de Sober, donde tienen un socorrista a tiempo completo y otro a media jornada. El sueldo de este último corre a cargo del propio Ayuntamiento, ya que la Xunta solo cubre las contrataciones a jornada completa. En el caso de Taboada, de momento solo tienen uno y todavía están buscando al otro restante. Por su parte, el Ayuntamiento de Pantón contará con dos socorristas, pero estos vienen desde Santiago. En Chantada, O Saviñao y Quiroga también hubo ciertas dificultades para encontrar personal, aunque finalmente pudieron ser solucionadas.

Las piscinas de la mayoría de estos ayuntamientos fueron abriendo a lo largo de este mes de julio. Las primeras en hacerlo fueron las de O Saviñao y Chantada, que abrieron sus puertas ya el día 1, seguidas de cerca por el Ayuntamiento de Quiroga, que lo hizo el pasado día 2. Poco tiempo después, el día 10, abrió la de Taboada. Más tarde le siguió la piscina municipal del Ayuntamiento de Sober, que abrió la semana pasada debido a problemas que tuvo en su depuradora y que acabaron por necesitar una reparación y varias pruebas antes de funcionar. La última en abrir será la del Ayuntamiento de Pantón, que prevé iniciar su actividad el jueves de esta semana.

Medidas anti-covid

La estancia de los bañistas estará marcada por las medidas establecidas por las autoridades sanitarias -como la correcta higiene en las instalaciones o garantizar las distancias de seguridad-. En cuanto al acceso a las instalaciones, la idea de los ayuntamientos es permitir entrar a personas del propio municipio y de otros. Fijarán su atención en el aforo establecido. Algunos ayuntamientos tienen diferencias en el ámbito de las entradas. En Chantada la entrada es gratuita. En O Saviñao hay unos bonos que solo están disponibles para los vecinos censados allí. A partir de estos se ponen a la venta entradas excedentes, a las cuales sí tiene acceso cualquier persona.

El Club Fluvial estará abierto hasta el 15 de septiembre

En Monforte, el Club Fluvial lleva con las piscinas abiertas ya desde el 15 de junio y salvo que haya cambios en las medidas impuestas por las autoridades sanitarias, seguirán con ellas activas hasta el día 15 de septiembre, fecha que les fijó Sanidade y que suele ser la que tienen normalmente. El acceso solo estará permitido a los socios, no será posible la venta de entradas, bonos o las invitaciones.

Para asegurar que el aforo no excede el permitido, volverán a estar en funcionamiento las cámaras de seguridad, que permiten realizar un conteo y tener constancia de cuántas personas hay en cada momento. Este año también volverá a haber un terreno delimitado para los socios, que asegura que se mantengan las distancias de seguridad adecuadas. Los usuarios contarán así con zonas parceladas, que fueron medidas previamente conforme a las distancias de seguridad establecidas y que no podrán ser ocupadas por más de 4 personas cada una.

Otras instalaciones

Otras zonas del Club Fluvial, como los parques para los niños, estarán abiertos, pero serán desinfectados un par de veces durante el día. En cuanto a los vestuarios, estarán cerrados otro año más. Tanto las barandillas, como las zonas de césped, las parcelas

-cuando acaben de ser utilizadas- o los baños también serán desinfectados dos veces durante el día, para asegurar una correcta higiene.