Un nuevo renacer para Santo Estevo

El conselleiro de Cultura visitó las obras de rehabilitación de la iglesia de O Saviñao


monforte / la voz

Las obras de restauración de la iglesia de Santo Estevo de Ribas de Miño, iniciadas a comienzos del pasado mes de diciembre, se llevan 300.000 euros del presupuesto de tres millones que destinó la Xunta a este tipo de actuaciones desde el 2017 en el ámbito del paisaje cultural de la Ribeira Sacra. El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, supervisó ayer la rehabilitación que se lleva a cabo en este monumento situado en el municipio de O Saviñao y se refirió en su visita al esfuerzo inversor enfocado a la conservación de bienes patrimoniales. La Ribeira Sacra representa, según destacó el conselleiro, «o mellor do noso patrimonio cultural e artístico, polo que é importante que continuemos traballando na súa conservación para que siga sendo un legado vivo e unha fonte de orgullo para todos os galegos».

La restauración impulsada por la Xunta en la iglesia románica de Santo Estevo de Ribas de Miño, monumento que cuenta con la declaración de bien de interés cultural desde el año 1931, se realizan con la cofinanciación de los fondos Feder. Los trabajos se centran en la mejora de las condiciones de conservación, para lo que se procedió a reparar grietas y fisuras. El proyecto también contempla, según informa Cultura, «á mellora das condicións de ventilación da igrexa».

Los técnicos iniciaron la restauración de la cubierta de la nave y el ábside «substituíndo as tellas de cerámica, a estrutura de madeira e as fiestras existentes por outras que permitan a ventilación continua». Al mismo tiempo, detalla la consellería, «restáuranse os elementos deteriorados das portas principais e laterais da igrexa» y se procedió a redactar «os proxectos de restauración dos elementos escultóricos da portada, ocos románicos e cornixas». Para la realización de las obras, la consellería firmó un convenio con la Diócesis de Lugo.

Candidatura ante la Unesco

El conselleiro estuvo acompañado en su visita por el alcalde de O Saviñao, Juan Carlos Armesto, y por el delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias. Román Rodríguez incidió en la importancia de las obras que se llevan a cabo en el patrimonio de la Ribeira Sacra para reforzar la candidatura a la declaración de patrimonio de la humanidad. Según indicó, la inversión de tres millones de euros incluye actuaciones realizadas desde el año 2017 en monumentos de seis municipios de la zona.

Además de la iglesia de Santo Estevo de Ribas de Miño, uno de los ejemplos más representativos del románico en la Ribeira Sacra, en el listado de intervenciones que se llevaron a cabo durante los últimos años figuran las iglesias de Santa María de Nogueira de Miño y Santa María de Pesqueiras, en Chantada; el Colegio del Cardenal, la iglesia de San Vicente do Pino y el convento de las Clarisas, en Monforte; el palacio episcopal de Diomondi, en O Saviñao; el monasterio de Santa María de Ferreira y las iglesias de Santo Estevo de Atán y Pombeiro, en Pantón; la iglesia de San Xoán, en Portomarín; y las iglesias de San Vicente de Pinol y San Xillao de Lobios, en Sober.

La actuación en el palacio de Diomondi -que será transformado en un albergue público del Camino de Invierno- también está actualmente en marcha. La de la iglesia de San Xillao de Lobios, que afectó a los murales renacentistas que se conservan en su interior, se dio por terminada hace pocos días.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un nuevo renacer para Santo Estevo