El brote de la residencia de O Incio suma ya 20 muertos

En las últimas veinticuatro horas fallecieron dos internos más, uno en el propio centro y otro en el hospital de Lugo

En la residencia de mayores de O Incio vivían o trabajaban en agosto cerca de 170 personas, de las cuales 128 se han contagiado
En la residencia de mayores de O Incio vivían o trabajaban en agosto cerca de 170 personas, de las cuales 128 se han contagiado

La Voz / Monforte

El goteo de muertes provocadas por el covid-19 entre los internos de la residencia de mayores de O Incio no parece tener fin. En las últimas veinticuatro horas han fallecido dos personas más. Con ellos se eleva a veinte el recuento de víctimas mortales vinculadas al brote detectado el mes pasado en este centro asistencial.

Estas dos últimas víctimas son una mujer de 87 años y un hombre de 92, y ambos tenían patologías previas. La mujer murió en el hospital público del Lugo, a donde había sido trasladada desde O Incio después de que su estado de salud empeorase. El hombre, en cambio, falleció en la residencia.

El 18 de agosto se detectó el primer caso de coronavirus en esta residencia, que durante la primera ola de la pandemia no había registrado ningún contagio. Aquel primer positivo fue el de una trabajadora que vive en Monforte y que contrajo la enfermedad en el brote que en aquellos momentos estaba empezando en esa localidad. Al parecer, llevaba días con síntomas y fue al médico, pero no le hicieron una prueba PCR hasta casi una semana después. Cuando el día 19 se supo que el resultado había sido positivo en covid-19, Sanidade hizo test a todos sus compañeros y a los residentes. Dieron positivo 57 de los mayores y ocho de los trabajadores.

En los días sucesivos, el número de contagios confirmados se disparó. En aquellos momentos vivían en esta residencia 120 mayores y la plantilla estaba formada por cerca de cincuenta personas. De esas cerca de 170 personas, un total de 128 se han contagiado.

Hasta ahora, de los 95 mayores contagiados han fallecido veinte de los mayores y otros 75 siguen teniendo el virus. No hay todavía ninguna curación confirmada entre ellos. En cuanto a la plantilla, cinco de los 33 trabajadores que dieron positivo han recibido el alta y los otros 28 siguen confinados en sus casas. Ninguno de ellos ha sido hospitalizado.

La residencia de mayores de O Incio es propiedad de la fundación San Rosendo, pero fue intervenida por la Xunta el 21 de agosto. Desde ese día, todas las decisiones de gestión que tome el equipo directivo tienen que obtener el visto bueno de las autoridades sanitarias antes de ser aplicadas.

La Xunta toma el control del geriátrico de O Incio tras un brote masivo

Carlos Cortés

Casi la mitad de los internos de esta residencia privada están contagiados

La Xunta toma el control de la residencia de mayores de O Incio. Las autoridades sanitarias adoptaron esta decisión a última hora de la tarde, después de analizar la situación creada por un brote de coronavirus masivo y aparentemente repentino en este geriátrico, un centro concertado propiedad de la fundación San Rosendo. El primer contagio trascendía el miércoles y afectaba a una trabajadora. Solo 24 horas después, los casos positivos pasaban ya de sesenta.

La residencia de O Incio, que es propiedad de la fundación San Rosendo, se había librado hasta ahora del coronavirus. Ni uno solo de sus 118 internos llegó a contagiarse esta primavera, en la primera ola de la pandemia. Tampoco hubo positivos en su plantilla de trabajadores, formada por aproximadamente ochenta personas. El covid-19 entró finalmente en esta residencia la semana pasada, y todos los indicios apuntan que llegó a través de una trabajadora que vive en Monforte y que había tenido contacto con contagiados en el brote que afecta a esta localidad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Tags
Comentarios

El brote de la residencia de O Incio suma ya 20 muertos