monforte / la voz

Varios caminos tradicionales fueron durante mucho tiempo paso obligado para ir desde A Cruz do Incio a Rubián, Oural y Samos, pasando por las tierras de Góo, Santa Cristina do Viso y Buxán. Estos antiguos viales se han conservado hasta hoy en aceptables condiciones y muestran los efectos de la erosión causada durante siglos por el paso de personas y animales. Una buena parte de sus tramos siguen usándose para acceder a fincas y tierras de cultivo. Ofrecen un gran interés para el senderismo gracias a los atractivos paisajes que atraviesan y a sus valores etnográficos y arqueológicos. Una ruta de poco más de dos kilómetros permite conocer buena parte de ellos.

El recorrido empieza en la aldea de San Miguel, en la parroquia de Santa Cristina do Viso. Una vez a la altura de la localidad hay que caminar por la carretera en dirección a Buxán unos treinta metros y después tomar una pista que aparece a mano derecha. Al cabo de un centenar de metros podemos ver una antigua alvariza de considerable tamaño, perteneciente a la antigua Casa do Bataneiro. A continuación se llega a un cruce de caminos, donde se encuentra un lavadero y la fuente de Buxán. Ahora es preciso desviarse por el vial de la izquierda, denominado Camiño da Fonte, en dirección a Buxán.

Entrada a la cantera

Unos cien metros más adelante aparece a la derecha del camino una verja metálica que da acceso a las viejas canteras de piedra caliza de la localidad. En este lugar, que se usa hoy como zona de escalada, se descubrió en 1961 el único fósil de mamut hallado hasta ahora en Galicia. Seguimos la ruta durante unos 150 metros hasta llegar a la altura de las ruinas de la Casa de Saavadra, situada a la derecha del camino y prácticamente tapada por la maleza. Fue una casa noble de gran relevancia y estuvo relacionada con la Casa Grande de Romariz. Adosada a la vivienda y en el interior de la propiedad está una capilla dedicada a Santiago. Su construcción es muy similar a la del pazo de Dompiñor por sus formas redondeadas.

Unos metros más adelante y enfrente de la casa anterior está la de O Bataneiro, también conocida por Casa do Cura. El párroco de Rendar fue su último inquilino. También debe su nombre a que esta casa poseía un batán, situado en la arroyo de San Miguel y actualmente desaparecido. Hoy está invadida por la maleza y en estado ruinoso.

Seguidamente el camino asciende atravesando el núcleo de Buxán y sale a la carretera que lleva a Oural. Hay que girar a la izquierda y caminar por el asfalto unos 50 metros, hasta llegar a la altura del Museo da Pedra de Buxán. En el lateral derecho de la vivienda arranca el camino que lleva a Goó, por el que tenemos que seguir.

Camiño de Tras das Airas

A lo largo de unos trescientos metros, el camino pierde altura pasando por Sabugueiros, luego gira a la derecha y comienza el ascenso en dirección a la parte alta de la aldea de Goó. En este último tramo, el vial recibe el nombre de Camiño de Tras das Airas.

En el kilómetro 1,1 se llega a un cruce de caminos. El primero de la derecha da acceso a praderías y fincas de cultivo y es conocido por Camiño das Agras. Hay que desviarse por el segundo camino -el más profundo-, llamado Camiño da Estrada. Recorridos unos seiscientos metros dejamos este vial y cogemos el de la izquierda, llamado Camiño do Medorro. Unos trescientos metros más adelante se sale a una pista de tierra. Giramos a la izquierda y caminamos por ella medio kilómetro hasta llegar a las estribaciones del castro de Goó. Una senda a nuestra derecha, de unos doscientos metros, lleva a la cima del asentamiento. Conocido por los vecinos como A Roda do Castro, tiene un recinto semicircular de unos 43 metros de diámetro y estaba defendido por dos murallas separadas por un foso. La muralla externa y la parte superior del castro se encuentran muy alterados debido a las labores agrícolas.

DESDE A CRUZ DO INCIO

Hay que salir de A Cruz do Incio, por la carretera que lleva a Rendar y Oural. En el kilómetro 7,3 es preciso tomar un desvío a la derecha para San Miguel y Santa Cristina. San Miguel se encuentra a unos doscientos metros de este desvío

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Entre castros y rastros de mamuts