Una llave, dos medallas... Monforte ultima la lista de distinciones para rendir honores al duque de Alba

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

MONFORTE DE LEMOS

La visita que hará el Duque de Alba a Monforte responde a una invitación que le planteó el alcalde, José Tomé, en septiembre del 2023 durante el acto de presentación del libro  Vida y obra del VII conde de Lemos , de la historiadora monfortina Manuela Sáez
La visita que hará el Duque de Alba a Monforte responde a una invitación que le planteó el alcalde, José Tomé, en septiembre del 2023 durante el acto de presentación del libro Vida y obra del VII conde de Lemos , de la historiadora monfortina Manuela Sáez CEDIDA

El alcalde las llevará ya a pleno para que esté en vigor en junio, cuando está prevista la visita

18 abr 2024 . Actualizado a las 05:10 h.

El anuncio de la visita que el Duque de Alba hará este año a Monforte pilla al Ayuntamiento de Monforte sin un reglamento municipal de honores y distinciones. El Gobierno local se propone subsanar esta carencia para poder entregarle algún tipo de distinción oficial a Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, que además de ser el decimonoveno duque de Alba es también el vigesimotercer conde de Lemos. El alcalde anunció la convocatoria para este viernes de un pleno extraordinario para aprobar el primer Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Monforte.

La visita del Duque de Alba, y también conde de Lemos, todavía no tiene fecha, pero probablemente se celebre en el mes de junio o en alguna fecha cercana. En el Ayuntamiento explican que esta visita hace necesario contar con un reglamento de este tipo, que regule un sistema de distinciones oficiales que en estos momentos simplemente no existe.

La propuesta de reglamento que será sometida a votación en el pleno de este viernes prevé cinco tipos distintos de distinciones oficiales:

  • Hijo predilecto o adoptivo. Solo podrán ser hijos predilectos las personas nacidas en Monforte. Los nacidos fuera pueden ser nombrados hijos adoptivos . Sobre los requisitos para concederlo, el reglamento solo dice que el elegido debe reunir méritos suficientes.
  • Medalla de la ciudad. Tendrá tres categorías: oro, planta y bronce, en función de la «importancia dos feitos que trate de recoñecer e segundo a historia e a tradición das institucións galardoadas». Se puede conceder a título individual o a entidades, instituciones o colectivos, Reconocerá cualidades personales, políticas, profesionales, culturales, artísticas, deportivas o sociales «de significación relevante» o una labor destacada para el municipio de Monforte. Tendrá el escudo de Monforte por un lado y será lisa por el otro para que se pueda grabar en esa parte algún texto.
  • Llave de la ciudad. Supone y representa, dice la propuesta de reglamento, «a particular consideración que a cidade concede a quen as outorga, sen que iso supoña dereito especial algún».
  • Medalla de gratitud. Su fin es dejar constancia pública del agradecimiento de Monforte «a cantas autoridades, organismos e corporacións públicas ou privadas e persoas particulares que, con motivo de calamidades públicas fixesen en beneficio de Monforte de Lemos e a súa cidadanía esforzos e sacrificios dignos deste recoñecemento». Será de plata con baño de oro y tendrá la forma del escudo de Monforte de Lemos en su parte frontal y el reverse liso para grabar el nombre de la persona física o jurídica galardonada y la fecha de la concesión.
  • Nombramiento de ciudadano honorario. El texto difundido ayer no desarrolla las características de esta consideración honorífica.

Quién puede proponerlo: el alcalde, algunos portavoces y 500 firmas ciudadanas

El expediente de concesión de cualquiera de las distinciones oficiales del Ayuntamiento de Monforte tiene un mecanismo de inicio que aparece descrito paso a paso en este reglamento. La propuesta para conceder alguna de etas consideraciones honoríficas puede partir de una moción del alcalde, pero también de la mayoría absoluta de los concejales o de cualquier portavoz de alguno de los grupos políticos municipales, siempre que representen al menos a un tercio de la corporación.

El Ayuntamiento tiene que poner en marcha el procedimiento además si la solicitud surge de entidades, centros de carácter oficial, instituciones, fundaciones o asociaciones ciudadanas.

Finalmente, también pueden activar el mecanismo las iniciativas ciudadanas que estén respaldadas por un mínimo de 500 solicitantes.

En todos estos casos, las propuestas de iniciación de un expediente de concesión de reconocimientos oficiales tienen que estar correctamente explicadas.

Los que no pueden

El reglamento difundido ayer establece una sola excepción a la concesión de estas distinciones. No podrán ser concedidas a nadie que ostente altos cargos en una administración pública con la que el Ayuntamiento tenga relación por las funciones que desarrolla o los servicios que presta.

La propuesta de reglamento deja claro también que todas estos reconocimientos oficiales no proporcionan ningún derecho de carácter administrativo ni económico.

La convocatoria del pleno que tendrá que votar este reglamento es urgente porque después de su aprobación por parte de la corporación, el reglamento todavía tiene que ser publicado en el Boletín Oficial da Provincia de Lugo (BOP) y pasar un período de alegaciones. Superado ese paso, tendrá que volver a la corporación para resolver las alegaciones, si se llega a presentar alguna, y proceder a su aprobación definitiva. No entrará en vigor hasta que esta segunda aprobación sea publicada en el BOP.