Una sentencia obliga a mejorar los contratos de cuatro profesoras del conservatorio de Monforte

La Voz MONFORTE / LA VOZ

MONFORTE DE LEMOS

Actuación en la calle de los alumnos del conservatorio, en una imagen de archivo
Actuación en la calle de los alumnos del conservatorio, en una imagen de archivo CARLOS CORTÉS

El Juzgado de lo Social avala una demanda de las trabajadoras para que se les reconozca la jornada completa

08 nov 2022 . Actualizado a las 17:02 h.

El Ayuntamiento de Monforte deberá reconocer como trabajadoras a jornada completa a cuatro profesoras del conservatorio municipal Mestre Ibáñez. Así lo establece una sentencia firme del Juzgado de lo Social de Lugo, tras la denuncia interpuesta por las docentes. El fallo determina además que esta administración local deberá abonar las retribuciones que dejaron de percibir las demandantes desde un año antes a la reclamación previa.

La reclamación previa a la demanda fue interpuesta el 17 de enero del 2019, por lo que les tendrán que abonar las cantidades que dejaron de percibir desde esa fecha de enero del 2018. Contra la sentencia cabía un recurso de súplica, pero el Ayuntamiento desistió finalmente de su intención de presentarlo.

El juzgado lucense concluye que procede reconocer a las trabajadores una jornada completa con arreglo al correspondiente marco laboral, en el que son de aplicación la orden de la Consellería de Educación que regula la jornada de trabajo del personal funcionario y laboral docente, y el propio convenio colectivo del Ayuntamiento. Las cuatro profesoras figuran como personal laboral del conservatorio municipal, en la modalidad de trabajadores indefinidos.

Precedente en Tui

La sentencia se hace eco del fundamento jurídico de un fallo promulgado con anterioridad por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, en relación con una demanda de profesores del conservatorio municipal de Tui. En sintonía con ese caso el Juzgado de lo Social de Lugo considera que a las horas que reconocía el Ayuntamiento a las profesoras del conservatorio Mestre Ibáñez hay que sumar las que realizan con regularidad por encima de la jornada laboral y no se le retribuían hasta la fecha.

En este último concepto se englobaría el tiempo dedicado a perfeccionamiento, corrección de exámenes, preparación de clases y actividades fuera del centro de formación musical. Por su parte, el sindicato CIG hizo público un comunicado al hilo de la sentencia en el que se felicita por el hecho de que la justicia repare un «trato discriminatorio».