Protesta frente a los Escolapios: "Queremos votar"

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

MONFORTE DE LEMOS

La protesta reunió a alrededor de cien personas este sábado en la explanada de la Compañía
La protesta reunió a alrededor de cien personas este sábado en la explanada de la Compañía CARLOS CORTÉS

Familias con niños en este colegio de Monforte se manifiestan en favor de que les dejen decidir si se cambia el horario de clases

15 ene 2022 . Actualizado a las 19:07 h.

Decenas de personas se manifestaron este sábado frente al colegio de los Escolapios, en una protesta organizada por las familias con escolares matriculados en este centro educativo de Monforte. Reclaman que el colegio ponga en marcha el procedimiento para determinar si se cambia el horario lectivo para mantener la jornada única, con clase únicamente por las mañanas, que se aplicó de forma provisional durante el curso 2020-2021.

«Esta protesta no pretende reclamar directamente el cambio de horario, sino que los responsables del colegio nos hagan caso, porque queremos votar». Así resumía las razones de esta concentración una de las madres que participó en la gestación de una convocatoria difundida a través del boca a a boca y de mensajes de wasap. La cita era a las cinco de la tarde frente a las puertas del colegio. A esa hora se habían reunido algo más de cien personas en el centro de la explanada de la Compañía. Sin pancartas, consignas ni nadie que leyese ningún comunicado, los participantes en la protesta permanecieron en silencio durante aproximadamente una hora.

La protesta se organizó sin portavoces oficiales y sin participación expresa de la asociación de padres del centro. Su origen está en una recogida de firmas que se llevó a cabo en junio del año pasado, ante la perspectiva de que para el nuevo curso el colegio recuperase un horario que concentra la mayor parte de las clases por la mañana y deja una hora lectiva para las tardes, con entrada a las tres y media y salida a las cuatro y media. Este no es exactamente el horario que estaba en vigor antes de la pandemia, sino uno que introduce modificaciones que persiguen adelantar el horario de entrada por la mañana. El horario lectivo de antes de la pandemia era también de jornada partida, pero reservaba dos horas, y no una, para las tardes.