Las obras del saneamiento en Monforte dañaron la tubería del agua en la calle Chantada

Luis Díaz
luis diaz MONFORTE / LA VOZ

MONFORTE DE LEMOS

Obras en la rotonda de la calle Chantada, en septiembre del pasado año, por la rotura de una tubería del agua
Obras en la rotonda de la calle Chantada, en septiembre del pasado año, por la rotura de una tubería del agua CARLOS CORTÉS

La confederación hidrográfica pagará la nueva conducción y critica a Aqualia por facilitarle datos incorrectos

07 jul 2021 . Actualizado a las 14:13 h.

La tubería de la red de abastecimiento de agua tendrá que ser sustituida en toda la margen derecha de la calle Chantada, en el sentido de la entrada a Monforte, entre la glorieta situada a la altura del cementerio municipal y la rotonda en la que confluye la ronda urbana. Las obras se hacen necesarias por el riesgo de rotura la actual conducción de fibrocemento, que será sustituida por otra de polietileno de alta densidad. La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil comunicó este martes la contratación de los trabajos a la empresa Vipeca Obras y Servicios, por un presupuesto de 118.540 euros.

La adjudicación se hizo pública a través de la plataforma de contratos del Estado y las obras se definen como un «proyecto complementario» a la primera fase del convenio suscrito con el Ayuntamiento de Monforte para la mejora de la red de saneamiento. El ámbito de esas mejoras, presupuestadas inicialmente en 1,4 millones de euros, eran las calles Santa Clara, A Veiga, Chantada, Juan Montes y Padre Feijoo. La obra más costosa consistió precisamente en la sustitución del colector en la calle Chantada entre la rotonda del hórreo y la que regula el acceso a la explanada del cementerio.

La tubería que deberá ser reemplazada discurre paralela a la red de saneamiento y todo indica que resultó afectada por las obras de renovación de este última. En la resolución mediante la que fue aprobado el proyecto complementario a la sustitución de los colectores, la confederación hidrográfica carga sobre Aqualia la responsabilidad de este gasto añadido. Según señala, la información sobre la ubicación de las tuberías que facilitó en su momento la empresa concesionaria del servicio municipal de aguas «no se ajustaba a la realidad».