Detenida en Monforte una cuidadora por un robo de más de 30.000 euros en joyas

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

MONFORTE DE LEMOS

POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional cree que la sospechosa se apoderó de las joyas en la casa del matrimonio mayor al que atendía

07 jun 2021 . Actualizado a las 10:51 h.

Una cuidadora fue detenida hace unos días en Monforte como sospechosa de haber robado joyas y dinero al matrimonio de personas mayores que atendía. El valor total de los objetos y el dinero en metálico sustraídos ronda los 31.000 euros. Según la información facilitada por la Policía Nacional, la mujer ha confesado ser la responsable del robo.

La detenida había empezado a trabajar a principios de abril en Monforte como cuidadora de este matrimonio mayor, que tenía escondidos en diferentes habitaciones de su casa joyas y 1.050 euros en metálico. A principios de mayo, solo un mes después de que esta mujer hubiese empezado a trabajar en la casa, la nieta del matrimonio se dio cuenta de que las joyas y el dinero ya no estaban y fue a la comisaría de policía de Monforte a denunciarlo.

Agentes del grupo de delitos contra el patrimonio de la comisaría de Monforte pusieron en marcha entonces una investigación en la que averiguaron, según informan este lunes los portavoces de la Policía Nacional, que la cuidadora había hecho "nueve ventas de joyas en un mes en dos establecimientos de compra venta de este tipo de material de la ciudad de Lugo, por valor de 14.500 euros". Para descubrir estas operaciones, los policías de Monforte contaron con la colaboración de sus compañeros del mismo grupo de Lugo.

Una vez descubiertas estas ventas de joyas, la policía detuvo a la cuidadora, una mujer de nacionalidad marroquí, que admitió su participación en los hechos. Su arresto permitió recuperar una parte de las joyas sustraídas, en concreto las que formaban cinco de los nueve contratos de venta firmados por la sospechosa en los dos establecimientos de Lugo en los que se deshizo de las joyas a cambio de dinero. Los agentes recuperaron además ceca de 7.000 euros en metálico que a su juicio están relacionadas con la sustracción de las joyas y con su posterior venta.

Los compradores, estafados

Los investigadores policiales consideran que la mujer detenida tendrá que responder legalmente no solo por un delito de hurto, que es el que en principio cabe imputarle por apoderarse de las joyas y el dinero, sino también, por otro de estafa. Este segundo delito pudo cometerlo por la venta del material robado. La Policía Nacional calcula que los dueños de los establecimientos que le compraron las joyas sufrieron un perjuicio económico que se puede valorar en 10.485 euros.