La polémica oposición para cubrir tres plazas de la Policía Local de Monforte queda desierta

Luis Díaz
luis diaz MONFORTE / LA VOZ

MONFORTE DE LEMOS

Las pruebas iban a reforzar la plantilla de la Policía Local con la cobertura de tres vacantes
Las pruebas iban a reforzar la plantilla de la Policía Local con la cobertura de tres vacantes ROI FERNANDEZ

Los dos únicos aspirantes que aprobaron la teoría cayeron en las pruebas físicas y habrá que convocar otro concurso

09 mar 2021 . Actualizado a las 16:53 h.

El polémico proceso selectivo convocado para cubrir tres plazas de la Policía Local de Monforte quedará finalmente desierto. Los problemas comenzaron con la prueba teórica, con la que arrancó la oposición el pasado 26 de febrero. La coincidencia de fechas con las oposiciones convocadas en Silleda por la Academia Galega de Seguridade —había 94 plazas en juego de policías locales en diferentes municipios— motivó que ese día en Monforte se presentasen catorce de los 280 aspirantes inscritos inicialmente. Solo dos aprobaron el examen teórico y ninguno de ellos consiguió superar las pruebas físicas.

Fuentes próximas al tribunal indicaron que el examen teórico al que se sometieron los aspirantes en Monforte presentaba una alta dificultad. Martín Mejuto Sobrado y Javier López Cortiña, cuyas puntuaciones fueron de 8,1 y 7,1, respectivamente, fueron los únicos que lo superaron. En ese momento, ya quedaba descartada la posibilidad de cubrir una de las tres vacantes. Consultado al respecto, el Ayuntamiento indicó entonces que si quedaba alguna plaza por cubrir se convocaría una nueva oposición o se recurriría a un concurso de traslados. Ahora habrá que activar ese plan B para las tres vacantes.

Según la información sobre el proceso selectivo que está disponible en la web municipal, Javier López Cortiña pasó directamente a la prueba física al aportar el certificado de conocimientos en lengua gallega al nivel Celga 4. Por su parte, Martín Mejuto Sobrado tuvo que superar un examen de gallego antes de pasar a las pruebas físicas, que tuvieron lugar el pasado lunes en las instalaciones deportivas municipales de A Pinguela.

Javier López Cortiña fue declarado no apto al no conseguir realizar en el tiempo mínimo exigido la prueba de velocidad, consistente en una carrera de cincuenta metros. La siguiente prueba era de «potencia de tren superior» y ya solo estaba llamado a realizarla el aspirante Martín Mejuto Sobrado. Las bases del concurso convocado por el Ayuntamiento establecían que los ejercicios físicos deberían realizarse «pola orde en que están relacionados» y de forma que cada uno sería «eliminatorio para realizar o seguinte».

Según consta en el acta, el aspirante Martín Mejuto Sobrado fue el único que concurrió a la prueba de fuerza y resistencia muscular, que decidió abandonar «logo dun intento fallido». «Dado o resultado de non apto do aspirante Javier López Cortiña, na proba de velocidade, e o abandono do aspirante Martín Mejuto Sobrado, o tribunal debe propoñer á alcaldía a declaración da convocatoria como deserta ao non quedar máis aspirantes que poidan continuar o proceso selectivo», recoge el acta.

El tribunal de la oposición tuvo como asesores en la supervisión de las pruebas físicas al técnico de deportes municipal, Óscar Rodríguez, y a los jueces de la Federación Galega de Atletismo José Manuel Peña, David Corredoira, Santiago Rozas, José Antonio Orozco y Rubén Martínez.

El Ayuntamiento optó por seguir adelante con la convocatoria pese a la coincidencia con las fechas del examen de la Academia Galega de Seguridade, que se conocían antes de que se hiciese pública la convocatoria municipal. Esa circunstancia motivó las denuncias públicas de una plataforma de afectados y de varios sindicatos. Las alegaciones de los aspirantes para que se modificasen las fechas de las pruebas de Monforte fueron desestimadas, al igual que las reclamaciones que presentaron varios de ellos para que les fuese devuelto el importe de la matrícula.