Monforte celebrará la fiesta de San Blas, pero sin el santo

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

MONFORTE DE LEMOS

Así de llena estaba la iglesia de A Régoa en la misa de San Blas del año pasado. Faltaba un mes y medio para que se decretase el estado de alarma
Así de llena estaba la iglesia de A Régoa en la misa de San Blas del año pasado. Faltaba un mes y medio para que se decretase el estado de alarma CARLOS CORTÉS

El miércoles habrá misas en A Régoa y los Escolapios, pero con aforo restringido y sin procesión. Se trata de evitar aglomeraciones para limitar el riesgo de contagios

29 ene 2021 . Actualizado a las 20:07 h.

Monforte celebrará este año la fiesta de San Blas, a pesar de la complicada situación que vive esta localidad a causa de los contagios de coronavirus. Habrá una misa por la mañana y otra por la tarde, pero serán muy distintas a las habituales. Para empezar, los fieles no podrán llevar sus cintas a la imagen del santo.

El Ayuntamiento de Monforte confirmó este viernes que habrá San Blas, pero con condiciones. Se celebrará el miércoles con tres misas en las iglesias de A Régoa (11:00 y 18:00 horas) y los Escolapios (19:00 horas). En las tres habrá limitación de aforo. En la iglesia de A Régoa no podrá haber más de 70 personas y en la de los Escolapios el límite está en 100. El Ayuntamiento aplica en este caso la normativa vigente en Galicia desde el 25 de octubre, que limita a un tercio la capacidad de las iglesias.

En aplicación de esa misma normal, no estará permitido realizar ningún acto en el exterior de estas dos iglesias. La misa de San Blas de las once de la mañana incluye tradicionalmente una pequeña procesión con la imagen del santo por los alrededores de la iglesia en la que se celebra, que habitualmente es la de San Vicente, cerrada por obras desde finales del 2019. Este año no habrá procesión y tampoco se bajará de San Vicente la imagen del santo. Por lo tanto, los asistentes a la misa no podrán acercarle las cintas que la mayoría llevan colgadas al cuello. Durante la misa sí se celebrará la tradicional bendición de cintas y rosquillas, pero los asistentes tendrán que llevarlas de casa, porque no habrá puestos de venta en el exterior de la iglesia.

Los responsables de la parroquia de A Régoa quieren facilitar el seguimiento de la misa a los fieles que quieran o no puedan asistir físicamente, así que la retransmitirán a través de su cuenta de Facebook (@RegoaMonforte).

El alcalde de Monforte, José Tomé, recuerda que “por mor da situación derivada da crise sanitaria da covid-19, será especiamente necesario cumprir todas as medidas de hixiene e distanciamento social establecido polas autoridades sanitarias”.

3 de febrero: la fiesta de las cintas y las rosquillas 

"No cabía un alfiler este lunes por la mañana en la iglesia de A Régoa". así empezaba la crónica que publicaba este diario sobre el San Blas del 2020. La de este año va a ser muy diferente. La de San Blas es una de las fiestas de origen religioso de más arraigo de las que se celebran en Monforte. Lo habitual es que cada 3 de febrero se oficien misas especiales por este día en las iglesias de San Vicente y los Escolapios. La de las once de la mañana en San Vicente es la más multitudinaria. Cientos de personas asisten con cintas y rosquillas, los sacerdotes que ofician el acto religioso las bendicen y al final muchos pasan las cintas por la imagen del santo. La tradición religiosa dice que eso ayuda a prevenir las afecciones de garganta, algo especialmente interesante en tiempos de coronavirus. La iglesia estaba llena a rebosar el año pasado en la misa principal del día de San Blas. Apenas quedaba sitio para moverse porque además de los fieles también fueron numerosos escolares del colegio Torre de Lemos.