Las vías férreas que pasan por Monforte solo se usan al 15% de su capacidad

La saturación de las líneas rondaba el 25% antes de las cancelaciones de trenes que se produjeron en marzo

Vagones de mercancías parados en las cercanías de la estación de Monforte
Vagones de mercancías parados en las cercanías de la estación de Monforte

Monforte / La Voz

La circulación de trenes por las líneas que pasan por las estaciones de Monforte y Lugo sigue siendo hoy menos de la mitad de la que era cuando empezó la crisis del coronavirus. Es lo que se deduce de la «Declaración sobre la Red» que acaba de hacer pública el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF). Estos datos recogen el impacto a medio plazo de las cancelaciones masivas de trenes que se produjeron durante el estado de alarma, que en buena medida siguen en vigor. En estos momentos, por las líneas de la provincia de Lugo circulan alrededor de un 15% de los trenes que podrían hacerlo.

Las vías férreas con kilómetros en la provincia de Lugo son las que el ADIF denomina León-A Coruña y Monforte-Redondela. La «Declaración sobre la red» del año pasado, que recoge datos de finales del 2018, indicaba que aquel año entre León y A Coruña circularon una media diaria de diecisiete trenes. El informe que se acaba de conocer, que contiene información de septiembre del 2020, dice que en ese momento circulaban solo siete, un 60% menos. En cuanto a la línea de Monforte a Redondela, el tráfico medio hace un año era de 29 trenes diarios y ahora son solo 13, un 66% menos.

Estos informes anuales miden también la saturación de cada línea, un concepto que compara el nivel real de tráfico con el que la infraestructura podría gestionar. La saturación de la línea León-A Coruña es en estos momentos del 14% y la de Monforte a Redondela del 18%. Un año antes los porcentajes eran un 21% y un 26%, respectivamente.

Desde el mes de marzo

Renfe canceló la práctica totalidad de los trenes de viajeros cuando empezó la alerta sanitaria por la pandemia, pero no los recuperó cuando en el mes de mayo se levantó el confinamiento. En la compañía apuntan que el mercado de venta de billetes de tren todavía no se ha recuperado y prometen ir devolviendo servicios a medida que la demanda de billetes vaya creciendo. Esta posición oficial de mantener parte de las cancelaciones es rechazada por los sindicatos que representan a los trabajadores ferroviarios y también por diferentes partidos políticos, que reclaman la recuperación inmediata del nivel de servicios existente el pasado mes de marzo.

Renfe maneja previsiones para seguir con los recortes de trenes en el 2021

pablo gonzález
Renfe cerró la venta presencial de billetes en estaciones como Sarria
Renfe cerró la venta presencial de billetes en estaciones como Sarria

Fía a la generalización de la vacuna la normalización de las frecuencias

El punto de vista estrictamente empresarial -aunque Renfe sea una operadora pública- y la idea de servicio público son a menudo conceptos incompatibles. La prueba es la contestación social y política que está teniendo en casi todas las esquinas del país el recorte de trenes decidido por la cúpula de la compañía alegando una baja demanda. El argumento se basa en que el gasto de poner un tren en marcha -peajes a pagar al ADIF, combustible o energía eléctrica, personal...- no sería recuperado si el tren no llega a un umbral mínimo de viajeros. Por contra, desde poderes públicos como la Xunta se recuerda que el servicio público y el derecho a la movilidad estarían por encima de estas variables económicas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las vías férreas que pasan por Monforte solo se usan al 15% de su capacidad