Provocan de noche un incendio con cuatro focos distintos en Ribas de Sil

El incendio está ya estabilizado y la cifra de hectáreas quemadas ronda las 60

Pinos quemados en el incendio de Peites
Pinos quemados en el incendio de Peites

Monforte / La Voz

El incendio forestal que empezó esta noche en el municipio de Ribas de Sil está ya estabilizado. El fuego apareció de forma prácticamente simultánea en cuatro focos distintos. Hay pocas dudas de que se trata de un incendio forestal provocado. Las últimas estimaciones apuntan que la superficie quemada ronda las 60 hectáreas. Supera así, por lo tanto, al incendio que se registró la semana pasada en el vecino municipio de Quiroga, que con 53 hectáreas era hasta ahora el más grande de los registrados este verano en el sur de Lugo.

El incendio que empezó esta noche afecta a Peites, una parroquia montañosa en el este del municipio, cerca del límite con la comarca de Valdeorras. Los servicios de extinción se centraron en un primer momento en el control de un flanco con dos focos que avanzaba en dirección a las casas de Peites. El trabajo de las brigadas de bomberos forestales y de los efectivos de la agrupación local de Protección Civil de Ribas de Sil desplazadas a la zona permitió despejar el peligro.

En los primeros momentos del incendio, un frente con dos focos avanzó hacia el pueblo de Peites
En los primeros momentos del incendio, un frente con dos focos avanzó hacia el pueblo de Peites

En esta parte del municipio de Ribas de Sil hay grandes plantaciones de pinos. El incendio de esta noche quemó gran cantidad de terreno arbolado con esta especie vegetal.

El fuego fue detectado a las dos menos cuarto de la mañana. Durante la noche intervinieron en los trabajos de control de las llamas diez brigadas de bomberos forestales, coordinados por dos agentes medioambientales y apoyados por ocho camiones con carga de agua.

Extinguido el incendio de Quiroga

Por otro lado, el incendio forestal que empezó el jueves por la noche en el vecino municipio de Quiroga fue dado por extinguido a las ocho menos cuarto de la tarde del domingo. El último balance proporcionado por la Consellería de Medio Rural estima en 53.09 hectáreas la superficie afectada por el fuego, que afectó sobre todo al monte comunal de la parroquia de A Ermida. De esa superficie, 34,12 es terreno arbolado, sobre todo con pino, y las 18,97 hectáreas restante monte bajo.

En Los tres días que duraron los trabajos de extinción intervinieron doce agentes medioambientales, 41 brigadas, veintitrés motobombas, dos palas, siete helicópteros y seis aviones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Provocan de noche un incendio con cuatro focos distintos en Ribas de Sil