La asociación de hostelería pide a los locales que exijan la mascarilla

Bares de Monforte se quejan de «encontronazos» con clientes que incumplen la norma

Los clientes con mascarilla son minoría en las terrazas de la zona peatonal de Monforte
Los clientes con mascarilla son minoría en las terrazas de la zona peatonal de Monforte

MONFORTE / la voz

La circular remitida por la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería para que se exija el uso de la mascarilla sanitaria en los locales pertenecientes a esta organización tropieza con la escasa receptividad de la clientela. En la zona peatonal del Cardenal, entre medio centenar de terrazas instaladas, es habitual encontrar a lo sumo tres o cuatro mesas en las que se cumple la obligatoriedad de tener puesta la mascarilla y retirarla solo en el momento de tomar la consumición para prevenir los contagios por coronavirus. A la delegación en Monforte de la asociación lucense llegan estos días quejas de hosteleros por los «encontronazos» con clientes que con excesiva frecuencia se niegan a cumplir la normativa.

Beatriz Vila, responsable de la oficina local de la asociación provincial de hostelería, cree que el problema radica «en el diferente chip» con el que se acude a los bares. «La gente entra a un comercio con la mascarilla puesta, pero al ir al bar le parece que no hace falta», apunta. Los «encontronazos» con la clientela menos concienciada, según señala, están a la orden del día. «Mucha gente se mueve por el local para ir al baño sin ponerse la mascarilla, o se sienta en una terraza que acaba de quedar libre sin esperar a que el personal de la cafetería la desinfecte», detalla.

Las terrazas, en todo caso, se han convertido en la tabla de salvación de muchos establecimientos ante las reticencias de la clientela a consumir en el interior de los locales. La ampliación del número de mesas en algunos casos ha provocado malestar entre los profesionales del sector que ocupan con la misma superficie de vía pública que antes de la pandemia.

Transmitir seguridad

El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería envió este martes una carta a los socios para que exijan el uso de la mascarilla a todos sus clientes, según informa la delegación de La Voz en Lugo. «Debemos informar y exigir el uso de la mascarilla a nuestra clientela así como cumplir y hacer cumplir la normativa. Somos profesionales del sector y es el momento de demostrarlo. El cliente debe acceder al establecimiento con mascarilla, pudiendo retirarla única y exclusivamente en el momento específico del consumo», asegura el presidente en la carta enviada a los socios.

Real sigue diciendo en su misiva que «se trata de una responsabilidad tanto individual como colectiva, debemos exigir el cumplimiento de las normas para protegernos y proteger a nuestros empleados, nuestras familias y de este modo, también estamos protegiendo a los clientes. El incumplimiento de estos protocolos llevaría a tomar decisiones por parte de las autoridades sanitarias, en forma del cierre de nuestro propio establecimiento y, lo que es peor, si continuasen los incumplimientos, el cierre de todos los establecimientos del sector», asegura con contundencia en la carta a los socios.

Para finalizar, Real resume la situación: «Nos ha tocado convivir con esta situación y debemos intentar normalizar las distintas situaciones que se nos presentan para transmitir seguridad a nuestros clientes y hacerles saber que cumpliendo los protocolos y demás medidas sanitarias, podremos estar tranquilos. Un saludo y ánimo en estos momentos», concluye la carta.

El presidente de los hosteleros decidió enviar esta recomendación a la vista de que, tras la obligación de colocar la mascarilla desde el pasado domingo, se comprobó que muchos clientes de las terrazas y restaurantes, especialmente los visitantes, hacían caso omiso a la obligación y no la utilizaban.

La suspensión de las fiestas no se cuestiona a pesar de su impacto negativo

La cancelación de las fiestas supondrá un duro golpe para la hostelería, en un año ya de por sí complicado por la excepcionalidad de la situación sanitaria. El sector asume, sin embargo, que la decisión del alcalde de Monforte de suspender las patronales es la correcta. «Pocos sectores habrá tan castigados como este, pero los hosteleros son conscientes de que hay que primar la salud. Mi impresión es que existe una sintonía total con la medida que adoptó el alcalde», dice Beatriz Vila.

Por otra parte, desde la oposición municipal tampoco surgen voces discordantes con la suspensión de las fiestas. «Penso que a maior parte da xente non estaba a favor de celebralas e o alcalde decatouse a tempo. Por fin rectificou en algo, xa ía sendo hora», dice el concejal del BNG Emilio Sánchez.

La portavoz del PP, Katy Varela, considera que la organización de conciertos nocturnos, sobre todo los de la Compañía, motivaría concentraciones de gente en las calles y animaría a la gente joven a salir. «A todos nos gusta divertirnos, pero en estos momentos hay que andar con pies de plomo», opina. La concejala popular aplaude la cancelación de las actuaciones previstas, aunque sugiere que podría haberse programado actos alternativos en horario diurno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La asociación de hostelería pide a los locales que exijan la mascarilla