Suspende el examen de moto, se cae y agrede al examinador cuando intenta ayudarle

Los hechos ocurrieron el lunes en las pistas de Monforte


Lugo / La Voz

«El joven hizo la prueba de moto en el circuito cerrado. Estaba suspenso, por lo que una compañera le dijo que volviese a la zona de la que partió. Entonces, dio un acelerón, se cayó de la moto, yo me acerqué para ayudarlo y de repente, se levantó, tiró el casco al suelo y empezó a darle patadas. Le pedí que parase y de repente, sin mediar palabra, me dio un puñetazo en la cara que me tiró al suelo». Esta es la situación que vivió un examinador de tráfico de la provincia de Lugo este lunes, en las pistas de exámenes de Monforte de Lemos. Este examinador, que cuenta con muchos años de experiencia, se cayó al suelo tras recibir el golpe y fueron dos profesores y otros tantos alumnos los que lo ayudaron a zafarse del presunto agresor. Después, llamaron a la Policía Nacional, que tomó los datos pertinentes y entonces, este hombre regresó a Lugo, fue al hospital y presentó una denuncia en la comisaría. El médico le dio la baja durante al menos 15 días y el informe expone que, como consecuencia de la agresión, este examinador tiene las cervicales dañadas (cervicalgia postraumática), contusiones en la cara y también en las extremidades.

«He recibido insultos, pero nunca una agresión como esta, y lo peor es que ya son habituales», explicaba ayer el afectado. En unas semanas, este hombre irá a una clínica de fisioterapia para recuperarse aunque, tal y como comentan algunos expertos, además de las secuelas físicas puede haber otras psicológicas que perduren en el tiempo.

Este suceso ocurrió en la pista de exámenes de Monforte de Lemos, un descampado bastante alejado de la urbe, según comentan los examinadores. «Les sale muy barato cometer este tipo de agresiones, pero ya hay jueces que entienden que se trata de un atentado contra una persona de autoridad y que no dudan en condenar», explicaba ayer el afectado. El presunto agresor rondaría los 30 años de edad. «Si se comporta así con nosotros, actuará igual con otras personas», contaba.

Apoyo de Asextra

La delegada en Galicia de la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), Vanesa Fernández, explica que este compañero tiene el apoyo de otros profesionales de España que se han interesado por el caso y cuenta que agresiones como esta son la base de algo que llevan reclamando mucho tiempo. «Esto es más habitual de lo que podemos llegar a pensar y llevamos años luchando para que los examinadores seamos considerados como autoridad en el ejercicio de nuestras funciones, porque es la única forma de que nos respeten», explica Fernández, que también transmite su condena por esta actitud, «que no tiene ningún tipo de justificación». Además, esperan que la fuerza de la ley recaiga sobre el joven, que ya ha protagonizado otros sucesos violentos en la provincia, entre los que se encuentran empotrarse contra un coche de la Guardia Civil después de que lo pillase un radar e intentar apuñalar a otro joven que le debía diez euros.

«Las agresiones verbales contra los examinadores son muy frecuentes, y las físicas son cada vez más habituales. Aún así, muchas no se denuncian. Por eso también reclamamos seguridad», explica Vanesa Fernández, que pide también que la ley ampare a los profesionales que tratan de hacer su trabajo y que ven cómo su integridad física y psicológica peligra por culpa de personas que no respetan su labor.

La presidenta de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Lugo, Mónica Pérez, mostraba también solidaridad y repulsa ante los hechos aquí narrados y explica que no se pueden tolerar este tipo de agresiones. «Este acto debe ser juzgado y tener consecuencias, a lo mejor también hace falta seguridad en las zonas en las que se realizan los exámenes», añadía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Suspende el examen de moto, se cae y agrede al examinador cuando intenta ayudarle