Nuevo revés judicial para Aqualia: pagará las obras de la calle Corredoira

El Ayuntamientode Monforte le gana a la empresa un litigio que vale casi 170.000 euros

El alcalde, en una reuniòn con técnicos en la calle Corredoira poco antes de que empezasen las obras en esta calle
El alcalde, en una reuniòn con técnicos en la calle Corredoira poco antes de que empezasen las obras en esta calle

Monforte

A Aqualia se le acumulan los reveses judiciales en Monforte. Una sentencia acaba de condenar a la empresa que gestiona el servicio municipal de agua potable a pagar una parte de la renovación de la red en el barrio del hospital, unas obras que el Ayuntamiento llevó a cabo en el 2016 y que Aqualia se negó a costear. La factura asciende a 167.696,97 euros. Esta resolución judicial, que todavía es recurrible, llega menos de dos semanas después de que otro tribunal diese vía libre al Ayuntamiento para introducir en el contrato de gestión de este servicio una modificación que le permitirá sancionar a la empresa por el corte de agua de tres días de noviembre del 2017.

La mejora de la red de suministro de aguas en las calles próximas al hospital comarcal fue la primera obra de envergadura del Gobierno local que preside José Tomé después de su victoria en las elecciones municipales del 2015. Aquel proyecto, que costó 238.453,24 euros, sirvió para acabar con las graves carencias que sufrían los vecinos de las calles Corredoira, Irmáns Dapena y José de Garabantes. Su red de aguas era la misma que treinta años atrás, a pesar de que esa parte del casco urbano la población se multiplicó. La endeblez de los sistemas de conducción hacía que el agua llegase con muy poca presión, sobre todo en los pisos altos, y la alta demanda provocaba roturas y, por lo tanto, cortes frecuentes en el servicio.

El pleno de la corporación local aprobó en abril del 2018 una moción presentada por el BNG que proponía cobrar a Aqualia lo que había costado esa obra. Los responsables municipales interpretaron en aquel momento que, efectivamente, una obra de estas características tenía que pagarla la empresa que gestiona el servicio. Aqualia hizo la lectura contraria, así que cuando en noviembre de aquel año el Ayuntamiento quiso pasarle la factura, la empresa presentó un recurso judicial.

El juzgado de lo contencioso administrativo número 2 de Lugo le recuerda ahora a la empresa que el contrato mediante el que el Ayuntamiento le adjudicó a esta empresa en el año 2001 la gestión del abastecimiento del agua de Monforte dice en una de sus cláusulas que "las obras de mantenimiento y conservación de conducciones e instalaciones, así como las de renovación y/o sustitución de conducciones e instalaciones deterioradas o averiadas serán de cuenta del concesionario”. La sentencia niega además que hubiese defectos de forma en la solicitud de cobro que le envió el Ayuntamiento. El fallo le impone a Aqualia el pago de las costas del procedimiento.

En el Ayuntamiento acogen esta resolución judicial con satisfacción. Los portavoces municipales recalcan que el de noviembre del 2018 fue el primer requerimiento efectuado por el Ayuntamiento a la empresa Aqualia en los casi dieciocho años que en aquel momento llevaba vigente el contrato. Y añaden que el alcalde tiene el "firme compromiso de defender os intereses de todos os monfortinos e monfortinas con feitos palpables coma este" y que espera que también termine favorablemente para el Ayuntamiento la reclamación judicial de 3,7 millones de euros en inversiones planteada recientemente contra Aqualia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Nuevo revés judicial para Aqualia: pagará las obras de la calle Corredoira