Once detenciones en la operación contra la banda que robaba y apaleaba a compradores de coches

Fueron registrados además diez pisos en Monforte, Sarria y Ourense. El detonante son dos denuncias simultáneas presentadas la semana pasada por un negocio de vehículos de alquiler de Lugo y un vecino de Cartagena

Uno de los detenidos en Ourense, rodeado de guardias civiles a la salida tras el registro de una casa en la calle Burgas
Uno de los detenidos en Ourense, rodeado de guardias civiles a la salida tras el registro de una casa en la calle Burgas

Monforte, Lugo, Ourense / La Voz

Once personas detenidas en Monforte, Ourense y Sarria, y diez pisos registrados en esas tres localidades. Es el balance todavía provisional de la operación lanzada este jueves de forma conjunta por la Policía Nacional y la Guardia Civil contra los sospechosos de los robos y palizas a compradores de coches de segunda mano que se produjeron en las provincias de Lugo y Ourense desde el pasado otoño. Los investigadores les atribuyen además varios delitos de estafa, por la venta como si fuesen suyos de coches que en realidad habían alquilado. De hecho, uno de los detonantes de esta operación fue la denuncia presentada la semana pasada por el dueño de un negocio de alquiler de vehículos de Lugo.

Las entradas en los pisos y los registros de este jueves los llevaron a cabo policías judiciales de paisano, pero iban apoyados por agentes uniformados de grupos especiales de la Policía Nacional, en el caso de Monforte; y de la Guardia Civil, en las intervenciones de Ourense y Sarria. Portavoces de la comisaría de Lugo, que ayer centralizó la información oficial sobre esta operación, explican que era preciso tomar precauciones especiales debido "al carácter violento de los ejecutores materiales" de los asaltos atribuidos a esta banda. Las fuerzas de seguridad aseguran además que los agentes que investigaron a los sospechosos constataron que sus líderes "adoptaban medidas propias de la criminalidad organizada para impedir ser relacionados ni con los diferentes hechos ni con sus inmediatos colaboradores".

Policías frente al portal del barrio de San Antonio en el que está uno de los pisos registrados en Monforte
Policías frente al portal del barrio de San Antonio en el que está uno de los pisos registrados en Monforte

En el caso de Monforte, los registros se produjeron en las calles Ourense y Otero Pedrayo, y en el paseo de Lugo. En Ourense fueron en Rabo de Galo, A Granxa y la calle Burgas. Y en Sarria se llevaron a cabo en las cercanías de la estación de tren y en la calle Matías López. En todos los casos, mientras los policias judiciales registraban los pisos en busca de pruebas, en la calle agentes de uniforme vigilaban los portales. A medida que avanzaba la mañana, los detenidos fueron trasladados a la comisaría de Monforte y a dependencias de la Guardia Civil de Ourense y Sarria.

 Cuatro asaltos violentos en Galicia y uno en León

La investigación que hizo posible estos arrestos empezó el 29 de septiembre tras el primero de los robos violentos que las fuerzas de seguridad atribuyen a esta banda. En aquella ocasión, las víctimas fueron dos hombres que habían concertado la compra de un coche anunciado en Internet. Cuando llegaron al paraje apartado cercano a Sarria en el que los habían citado, los ladrones maniataron a uno de ellos, pincharon las cuatro ruedas de su coche y se marcharon con los 18.000 euros en metálico que las víctimas llevaban para cerrar la compra.

El 6 de noviembre se produjo un suceso similar en Monforte, el 6 de diciembre otro más en Coles y el 23 de enero ocurrió de nuevo en Monforte. A diferencia del suceso de Sarria, en los otros tres los ladrones agredieron a las víctimas y los amenazaron con pistolas, armas blancas y barras de hierro. La policía reveló ayer que ademá de estos cuatro asaltos violentos en Galicia, en diciembre se produjo otro similar San Miguel de las Dueñas, una localidad del municipio de Congosto, en la comarca del Bierzo.

La Policía blinda la comisaría de Monforte dentro de una operación contra ventas ilegales de vehículos
La Policía blinda la comisaría de Monforte dentro de una operación contra ventas ilegales de vehículos

En todos los casos, las víctimas fueron engañadas mediante anuncios en Internet de coches de alta gama a precios muy baratos. En varios de los hechos investigados, el cebo fue un Porsche Panamera anunciado en Wallapop por 25.000 euros, un precio muy por debajo del de mercado aunque fuese de segunda mano.

Un timo, el segundo modus operandi

Pero la policía considera que esta banda no perpetraba únicamente este tipo de asaltos violentos. También les atribuye la venta fraudulenta en al menos tres ocasiones de autocaravanas o furgonetas de elevado valor que en realidad no eran suyas porque las habían alquilado. Los agentes al cargo de la investigación consideran que en cada uno de estos casos cometieron primero un delito de apropiación indebida en los establecimientos en los que alquilaban los vehículos y a continuación otro de estafa al venderlos sin que en realidad fuesen suyos.

Fue una de estas estafas la que probablemente desencadenó la operación policial de ayer. A finales de la semana pasada el propietario de un establecimiento de coches de alquiler de Lugo presentaba una denuncia contra un vecino de Monforte que el miércoles 12 de febrero le había alquilado una furgoneta Fiat Talento. No solo se quedó con ella más allá de los días que había contratado, sino que además se la vendió por 12.000 euros a un vecino de la localidad murciana de Cartagena mediante un anuncio publicado en Internet.

El dueño del negocio de alquiler se enteró de la jugarreta porque el comprador de Cartagena lo llamó por teléfono para preguntarle con quién tenía que hablar para cerrar la transferencia de la furgoneta. El monfortino había dejado la documentación del negocio de alquiler en la guantera y su víctima encontró allí el teléfono. Los dos presentaron sus respectivas denuncias el viernes pasado. Ese mismo día, el sospechoso de la estafa denunciaba también en la comisaria de Monforte que le habían robado la furgoneta una semana antes mientras la tenía aparcada frente a un kiosco en el paseo de la Compañía.

El robo en una casa de Vilamartín de Valdeorras

Pero la madeja de esta trama puede ser todavía más profunda, porque dos de los detenidos este jueves en Ourense están relacionados con la investigación de un robo frustrado en una casa de la comarca de Valdeorras. En el operativo desplegado ayer en Ourense por la Guardia Civil fueron registradas viviendas en diferentes puntos de la capital.

En la calle Burgas, en pleno centro histórico de la ciudad, los agentes entraron en el entresuelo del portal número 12 acompañados de un hombre, que acabó siendo detenido y trasladado al juzgado. Durante varias horas registraron la vivienda y un automóvil que estaba aparcado en la calle en búsqueda de pruebas.

Esta operación está relacionada con el caso de la mujer detenida por la Policía Nacional el pasado domingo poco después de la hora de salida de misa en pleno centro de Vilamartín de Valdeorras acusada de un delito de robo con fuerza. Dos de los arrestados en la operación de este jueves habían sido detenidos este domingo en esa localidad valdeorresa por su posible implicación en el robo en una casa que la policía frustró en el último momento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Once detenciones en la operación contra la banda que robaba y apaleaba a compradores de coches