Dos heridos en una nueva colisión en el cruce de la carretera de A Vide

Ese tramo se convirtió en un verdadero punto negro para el tráfico en pleno casco urbano de Monforte


Monforte/La Voz

Solventado el reguero de siniestros que planteó durante años el enlace con la N-120, el cruce de la carretera de A Vide va camino de convertirse en el principal punto negro para el tráfico en el casco urbano de Monforte. Este martes, día de Nochebuena, fue escenario de un nuevo accidente poco después de las cuatro de la tarde. Una furgoneta que se incorporaba a la carretera de A Vide desde la que conduce a Piñeira colisionó con un turismo que circulaba por la vía principal.

La ocupante de la furgoneta, modelo Ford Transit hubo de ser excarcelada por los bomberos, que una hora se habían desplazado por un incendio en Sober justo después de sofocar otro en Monforte. La mujer salió del vehículo por su propio pie y no tuvo que recibir atención médica. Dos de los ocupantes del turismo, un Toyota Yaris, tuvieron que ser trasladados por los servicios sanitarios al hospital comarcal. Según las primeras informaciones, su estdo no reviste gravedad.

La polémica por la peligrosidad de este cruce viene de lejos. A finales del 2017, como consecuencia de varios accidentes, el concejal del BNG Emilio Sánchez interpeló en el pleno al alcalde de Monforte, José Tomé, para que se buscase algún tipo de solución. Tomé respondió anunciado que se instalaría un reductor de velocidad aprovechando el reasfaltado de la carretera de Piñeira, de titularidad municipal.

El reductor de velocidad fue colocado por el Ayuntamiento poco después, pero Sánchez considera que la señalización en el cruce con la carretera provincial de A Vide resulta insuficiente. «Habería que poñer tamén algún tipo de sinalización luminosa para advertir da presenza do cruce, porque o sinal case non se distingue», apunta el concejal del BNG. La fábrica de su familia está en las proximidades de ese lugar, al que acudió este martes tras producirse la colisión que se saldó con dos heridos.

«Iso non é unha sinal de stop nin é nada. O digo eu que vivo aquí e vexo o que pasa todos os días», señalaba el propietario de una casa próxima. El riesgo de accidentes se agrava, según la opinión de otros vecinos, por la alta velocidad a la que se circula por la carretera de A Vide, que en ese tramo dibuja una prolongada recta. A diferencia de la carretera de titularidad municipal, el vial de la Diputación carece de reductores de velocidad en las proximidades del cruce.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Dos heridos en una nueva colisión en el cruce de la carretera de A Vide