Este viernes se abre al tráfico de nuevo la N-120 entre Monforte y Ourense

Quedará operativo un solo carril y podrá ser utilizado tanto por coches como por camiones


El tramo de la carretera N-120 afectada por el desprendimiento de principios de este mes reabrirá al tráfico este viernes. Las obras de asentamiento de la ladera que se vino abajo el pasado 8 de noviembre han avanzado lo suficiente como para que sea seguro abrir un carril a la circulación en el tramo afectado. Por este carril podrán pasar tanto turismos como vehículos pesados, así que conductores de coches y camioneros ya no tendrán que desviarse para completar el recorrido entre Monforte y Ourense. La noticia la dio este jueves el Ministerio de Fomento, cuyos portavoces aprovecharon para anunciar también el inicio inmediato de unas obras de reparación del firme en los tramos más deteriorados de esta carretera en las provincias de Ourense y Lugo.

La carretera que une Monforte y Ourense estaba cortada al tráfico en las cercanías esta última localidad desde que se produjo aquel desprendimiento, en el tramo de dos carriles que pasa por el kilómetro 563 de esta vía. Los coches tenían que desviarse por el trazado de la antigua N-120 a unos diez kilómetros de distancia de Ourense. Los camiones en ruta entre Valdeorras, el sur de Lugo y la capital ourensana, en cambio, debían dar un rodeo considerable y utilizar la N-540 por Chantada y después el corredor Lalín-Monforte para salvar la zona cerrada.

Las rocas caídas sobre la calzada fueron retiradas poco tiempo después del derrumbe, pero los especialistas advirtieron que no era seguro circular por la zona porque la ladera estaba inestable y podía haber nuevos

corrimientos de tierra o rocas. Los portavoces de Fomento explican que "desde entonces, se ha trabajado de forma continua en los trabajos de limpieza, saneo y estabilización del talud" y añaden que estos trabajos continuarán "hasta poder reabrir los dos sentidos de circulación".

En el Ministerio de Fomento han querido aprovechar además el anuncio de reapertura parcial de la N-120 para acallar las voces críticas que denuncian desde hace semanas el mal estado en que se encuentra la calzada de esta carretera entre las comarcas de Monforte y Valdeorras. Habrá obras de mejora del pavimento y empezarán en cuanto el tiempo dé una tregua y deje de llover. Los trabajos se extenderán durante varias semanas y disponen de un presupuesto de 1,4 millones de euros.

De acuerdo con la información facilitada por el ministerio, está previsto reparar el firme en diferentes puntos de todo el trazado de esta carretera en la provincia de Lugo y en dos de los que pasan por la de Ourense. En Lugo, habrá obras entre los puntos kioómétricos 480,800 y 526.600 y en Ourense entre el 439,950 y 471,400 y entre el 564,700 y 574.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Este viernes se abre al tráfico de nuevo la N-120 entre Monforte y Ourense