La Virgen de Montserrat abandona por primera vez la iglesia de San Vicente

La imagen será trasladada a su nueva ubicación, donde estará durante un año, tras una misa que se oficiará este sábado a las siete de la tarde

Procesión de la Virgen de Montserrat con motivo de la festividad de la patrona de Monforte, en una imagen de archivo
Procesión de la Virgen de Montserrat con motivo de la festividad de la patrona de Monforte, en una imagen de archivo

La imagen de la Virgen de Montserrat, patrona de Monforte, abandonará el sábado la iglesia de San Vicente do Pino para ser trasladada a la de Santa María da Régoa, donde permanecerá mientras se lleva a cabo la nueva fase de las obras de rehabilitación del primero de estos templos, que durarán en torno a un año. El traslado se efectuará en una procesión que saldrá de San Vicente al término de una misa que empezará a las siete de la tarde.

Según explica el párroco Rafael Mella, en principio está previsto instalar la imagen en la capilla de la Virgen del Rosario. En caso de que sea necesario utilizar este espacio para otro fin, la imagen se trasladaría al presbiterio de la iglesia. Por otro lado, las misas de la cofradía de Montserrat que se ofician habitualmente en San Vicente los miércoles y los sábados pasarán a celebrarse en la iglesia de A Régoa durante todo este período de cierre. Estas misas se ofician a las siete de la tarde con el horario de verano y a las seis de la tarde en horario de invierno. Las misas dominicales de la iglesia de A Régoa seguirán oficiándose como hasta ahora.

El párroco señala por otra parte que los fieles de la parroquia de San Vicente no recuerdan ninguna otra ocasión en la que la imagen de la Virgen tuviese que ser trasladada a otra iglesia. «En San Vicente xa se fixeron anteriormente outras obras, pero nesas ocasións arranxáronse para seguir celebrando oficios relixiosos», señala. «Iso non vai ser posible esta vez, porque as novas obras afectarán a todo o interior da igrexa e non quedará espazo libre», añade.

Rafael Mella calcula que los preparativos de las obras —como la elección de los lugares para instalar los andamios— durarán en torno a un par de semanas. «Pero a igrexa xa quedará pechada a partir do domingo», advierte. Los trabajos comprenderán la restauración de dos conjuntos de murales —uno del siglo XVII y otro del siglo XX—, así como la rehabilitación del retablo mayor y de un retablo de piedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Virgen de Montserrat abandona por primera vez la iglesia de San Vicente