La universidad tasará el dinero que deja en Monforte el Festival do Viño

Tomé anuncia una auditoría ante las «suspicacias» de la oposición por los gastos


monforte / la voz

Un estudio determinará el impacto económico que supone para Monforte la celebración del Festival do Viño da Ribeira Sacra. La auditoría será encargada a una de las universidades gallegas «para evitar suspicacias» por parte de otros grupos políticos, precisó el alcalde de Monforte, José Tomé. Los recelos a los que alude asomaron en el último pleno en el debate sobre la aprobación de un listado de facturas por contratos que carecían de crédito previo. La oposición echó en falta una mayor claridad en lo relativo al festival vitícola celebrado en junio en el paseo del Malecón.

«O Festival do Viño implica gastos para o Concello, pero é unha inversión da que se benefician o comercio, a hostalería e todas as actividades relacionadas co turismo, que son a economía de Monforte. É imposible coñecer de forma exacta o que lles reporta, pero queremos ter unha estimación aínda que sexa aproximada para evitar suspicacias e malentendidos», explica Tomé. El estudio aún no fue contratado, pero está previsto que su realización corra a cargo de la Universidad de Santiago.

El reconocimiento extrajudicial de facturas que se planteó en el pleno es un mecanismo excepcional que contempla la normativa y del que echan mano con frecuencia los ayuntamientos. En Monforte, estaba motivado por la no aprobación del presupuesto de este año cuando se votó a finales del anterior mandato. Tras las últimas elecciones municipales, el equipo de gobierno hizo valer su mayoría para sacar adelante las cuentas del 2019. Desde su entrada en vigor el 31 de julio, hay fondos disponibles para responder de esos contratos.

Una negativa simbólica

El pago de las facturas, no obstante, requería el visto bueno previo del pleno. La aprobación quedó resuelta en la última sesión con los votos a favor del equipo de gobierno. BNG y Esperta Monforte se abstuvieron y el PP votó en contra. «No estamos en contra de pagar las facturas. Es un voto simbólico, al estar en minoría es anecdótico», dijo la portavoz popular. «O seu voto pode ser todo o simbólico que queira, pero votar en contra de que se paguen as facturas a empresas de Monforte paréceme un erro», le replicó el alcalde.

PP, Esperta Monforte y los concejales no adscritos votaron el pasado mandato en contra de los presupuestos, que de prosperar habrían entrado en vigor a comienzos de enero. Al equipo de gobierno, entonces en minoría, de nada le valió la abstención del BNG. Llegado el momento de iniciar los preparativos del Festival do Viño, tenía dos alternativas: dejar de organizarlo este año o pagar las facturas posteriormente mediante el reconocimiento extrajudicial de créditos. Esta última fue la opción elegida.

«Entiendo que a la oposición le parezca que no debe haber facturas sin un gasto reconocido, pero si llegamos a este extremo fue porque no nos dejaron aprobar el presupuesto. El Festival do Viño es hoy un referente dentro y fuera de la Ribeira Sacra, incluso fuera de Galicia», apunta la concejala de Facenda, Gloria Prada.

El concejal del BNG, Emilio Sánchez, no cuestiona la importancia del Festival do Viño, pero echa en falta mayor claridad tanto en los gastos como en los ingresos. «Estamos de acordo en que as facturas hai que pagalas, pero sería importante contar cun informe dos custes e do que se recada coa venta de tiques e o que pagan as adegas e os outros postos», dice Sánchez.

También desde las filas del PP se echa en falta una mayor transparencia en lo relativo a las cuentas del último Festival do Viño da Ribeira Sacra. «Hay un pago de 18.000 euros por tres días, con eso vivo yo todo el año», ironizó en el pleno Katy Varela. Esta observación tuvo respuesta del alcalde. «Hai contratos aínda maiores. Polos fogos das festas patronais páganse 22.000 euros, pero iso non quere dicir que sexa o que gaña a empresa. Están os materiais, os desprazamentos, os custes de persoal... Tamén, loxicamente, o beneficio industrial», puntualizó Tomé.

La concejala del PP lamentó, por otra parte, que en la organización del festival vitícola de este año no se llegase a un acuerdo con el consejo regulador de Ribeira Sacra para organizarlo conjuntamente. Sobre esta última cuestión, Tomé se mostró especialmente tajante a la hora de ofrecer explicaciones a la oposición. «Mentres eu sexa alcalde —afirmó— vai haber Festival do Viño da Ribeira Sacra de Monforte. Por iso non vai controlalo quen pode deixar que morra outra vez».

Organización municipal

La clave de la continuidad de las ferias del vino que se celebran desde hace décadas en otros municipios de la Ribeira Sacra, según el criterio del alcalde, radica en que la organización corre a cargo de los respectivos ayuntamientos. El festival vitícola de Monforte, subrayó Tomé, seguirá celebrándose «tras a resposta extraordinaria do sector» con independencia «de que veña ou non algún adegueiro o de que poida estar cabreado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La universidad tasará el dinero que deja en Monforte el Festival do Viño