La Xunta revela el contenido del plan especial para la Ribeira Sacra

Los veinticinco municipios serán declarados área de rehabilitación integral. Habrá además un pacto por el paisaje que gestionará el consorcio de turismo, un plan de ordenación para la parroquia chantadina de San Fiz y un programa específico para los catorce municipios de máxima protección

Viñedos de San Fiz, un paraje para el que la Xunta planea un plan específico de ordenación
Viñedos de San Fiz, un paraje para el que la Xunta planea un plan específico de ordenación

Monforte

El prometido plan especial para la Ribeira Sacra empieza a tomar forma. Constará de diferentes actuaciones coordinadas entre sí y que se empezará a aplicar en el 2020 con un presupuesto para ese ejercicio que ronda los tres millones y medio de euros. Entre las actuaciones que propone destaca la declaración como área de rehabilitación integral del territorio de los veinticinco ayuntamientos lucenses y ourensanos que forman esta área geográfica.

Todo zona ARI. Esta declaración como zona ARI en bloque, una medida sin precedentes por la envergadura de la superficie incluida, supondrá que los particulares con propiedades dentro de cualquiera de estos municipios podrá acceder a las ayudas económicas habituales para este tipo de áreas, que financiar en parte diferentes tipos de obras de reforma de viviendas. La Xunta promete aprobar esta zona ARI en el 2020 y dotar con 850.000 euros la bolsa de ayudas económicas a la que los propietarios podrán acceder durante ese primer año. El objetivo del Gobierno gallego pasa también por declarar en esta zona una área de regeneración urbana de interés autonómico, ua figura administrativa creada en la nueva Lei de Rehabilitación pra espacios con una necesidade especial de recuperación.

Plan Hurbe para los monumentos. Otra de las líneas de actuación incluidas en este plan de acción para la Ribeira Sacra propone financiar actuaciones concretas de rehabilitación en monumentos de elevado interés patrimonial que se encuentren muy deteriorados. En la Xunta ponen dos ejemplos de actuaciones concretas que se llevarán a cabo dentro de este apartado: la mejora del contorno de la iglesia de Santa María de Nogueira de Miño, en Chantada, y la del monasterio de Ribas de Sil. Estas obras de rehabilitación tendrán financiación de un plan ya en vigor, el denominado programa Hurbe, en el que se reservarían 1,3 millones de euros para las actuaciones que se lleven a cabo el año que viene.

Un plan para San Fiz. El plan anunciado este jueves se fija también en la parroquia chantadina de San Fiz, uno de los parajes de viñedos en bancales más conocidos de la Ribeira Sacra. Y también uno de los más controvertidos, por la proliferación en los últimos años de construcciones de recreo de dudoso encaje en el ordenamiento urbanístico actual. La Xunta anuncia para San Fiz una intervención integral con un plan de ordenación del medio físico específico. El plan pretende fijar unas pautas de intervención sobre las construcciones existentes en esa parroquia chantadina, sobre los viales que dan acceso a la zona y sobre los materiales a emplear. No estará terminado el año que viene, pero sí empezado, con un presupuesto de 68.000 euros.

Los catorce de máxima protección. Más presupuesto tendrá la cuarta propuesta de este plan de acción, la elaboración de un Plan Territorial Integrado (PTI) para los catorce municipios de esta zona consideraos de máxima protección dentro del área declarada bien de interés cultural (BIC) en el 2018. El presupuesto para desarrollarlo el año que viene será de 500.000 euros y el objetivo que anuncian en la Xunta es que sirva para «ordenar e posibilitar a regularización urbanística das construcións accesorias de lecer na Ribeira Sacra.

Pacto por el paisaje. La quinta medida que aparece en el plan de acción es la puesta en marcha de lo que la Xunta denomina un Pacto pola Paisaxe. Lo gestionará el consorcio de turismo de la Ribeira Sacra, tndrá un presupuesto de 700.000 euros y promoverá actuaciones que promuevan la protección y mejora del territorio. Este plan deberá contemplar planes de acción específicos para dos itinerarios de interés paisajístico, el de Chantada al puente nuevo de Os Peares y desde Monforte al monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Xunta revela el contenido del plan especial para la Ribeira Sacra