La calle de Hacienda pasa ser de un solo sentido para el tráfico

El aparcamiento se mantiene a ambos lados y fue suprimido uno de los carriles


monforte / la voz

El asfaltado de la calle Veiguiña fue incluido en el paquete de obras de mejora que se llevó a cabo semanas antes de las últimas elecciones. La nueva señalización horizontal, sin embargo, tuvo que aguardar hasta ahora en muchas de las zonas que fueron escenario de las obras. El pintado de las líneas que regulan la circulación y delimitan las plazas de estacionamiento se realizó esta semana en la calle donde tiene su sede la delegación de Hacienda. Y depara una sorpresa: la circulación pasa por fin a tener un solo sentido.

Los vehículos solo pueden entrar ahora por la calle Chantada. Desde la calle Ourense solo se puede circular hacia la calle Santiago. En el cruce con Veiguiña, una señal provisional de paso prohibido advierte a los conductores de que no pueden proseguir en dirección a la delegación de Hacienda. Pese a ello, muchos optan por saltársela estos primeros días de prohibición para dirigirse a la Hacienda Tributaria o a la guardería infantil de la calle Ferrol.

«La gente es muy cómoda y por no dar un rodeo pasa igual», señala un vecino de la calle Veiguiña. Un conductor acaba de saltarse la dirección prohibida y en pocos minutos son varios los que siguen su ejemplo. La Policía Local aguarda la incorporación de los nuevos agentes auxiliares para intensificar la vigilancia en la zona. También está a la espera, por otra parte, de recibir la señalización vertical que informará de la nueva ordenación del tráfico.

Un informe ya planteaba en el año 2007 reorganizar la circulación para evitar accidentes

La necesidad de actuar en la calle Veiguiña ya aparecía reflejada en un estudio sobre puntos conflictivos para el tráfico que elaboró la Policía Local en el año 2007. El cuello de botella que se forma a la altura de la entrada a la calle Ferrol motivaba un alto riesgo de accidentes. No había espacio para el paso de dos vehículos a un tiempo y la calzada dibuja en ese punto una curva que impide a los conductores saber si viene alguien de frente. En la parte más ancha de la calle, la solución hasta ahora si se cruzaban dos vehículos era que uno de ellos se apartase en alguna de las plazas de estacionamiento disponibles.

Los vecinos de la calle Veiguiña acogen con división de opiniones la reorganización del tráfico, que de momento no fue comunicada oficialmente por el Ayuntamiento. «Nos enteramos al ver la calle pintada», comenta un residente. Muchos conductores dan la vuelta al encontrarse con la señal provisional de dirección prohibida en el entronque con la calle Santiago. Otros siguen adelante pese a que la señalización horizontal pone a las claras que hay un solo carril y una única dirección para el tráfico.

El mismo problema de la calle Veiguiña se plantea en otros puntos de Monforte. La circulación en doble sentido se mantiene en la calle Germán Vázquez y a la entrada de Cobas por la calle Ourense, pese a que no hay anchura para que pasen dos vehículos a la vez. La reorganización del tráfico en sentido único se había aplicada por última vez en el 2014 en la calle Castelao. De momento, no hay ninguna otra en agenda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La calle de Hacienda pasa ser de un solo sentido para el tráfico