La CIG dice que el hospital comarcal recibe «material vello» de otros centros


CIG-Saúde critica el cierre de 28 camas en medicina interna en los meses de verano. «Recordámoslle ao xerente que por desgraza a xente tamén enferma no verán», dice el sindicato. Según señala, esta medida supone un trastorno para los pacientes. «Terán que ser redistribuídos a outras plantas, entre elas as de maternidade e pediatría», detalla.

La CIG cuestiona las razones que da la dirección para el cierre de las camas, que estaría justificado por la realización de obras de mantenimiento. «Non entendemos moi ben a que vén facer obras agora, cando hai uns meses nos venderon o novo marabilloso plan funcional para o hospital», afirma el sindicato.

El cierre de camas no es el único motivo de sus críticas. La CIG también censura que el hospital comarcal reciba «material vello doutros hospitais como camas, cadeiras, sillóns ou padiolas». Esta situación, denuncia, «non se pode consentir».

«Os colchóns non son os adecuados para estas camas e quen sufre as consecuencias son os doentes. Tamén hai carencia de roupa e as almofadas son terceiromundistas. Teñen que unir dúas para ter un descanso cómodo», afirma. La CIG invita al gerente «a que mande estas camas para o HULA e lles pida que nos manden para Monforte as que teñen alí».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La CIG dice que el hospital comarcal recibe «material vello» de otros centros