Guerra entre el consejo regulador y el Ayuntamiento por el Festival do Viño

El presidente de la denominación de origen acusa al alcalde de mentir y le reprocha que no pusiese ni un euro para financiar el certamen


Monforte

«Prometeu que axudaría coa metade dos gastos do Festival do Viño de Monforte, pero o certo é que este señor non puxo nin un euro». Este señor es el alcalde de Monforte y quien lo acusa es el presidente del consejo regulador de la denominación de origen Ribeira Sacra. José Manuel Rodríguez respondía así este sábado a la decisión del Ayuntamiento de Monforte de asumir ahora en solitario la organización del Festival do Viño da Ribeira Sacra. El certamen fue recuperado en el 2017 tras mucho tiempo sin celebrarse y con el objetivo de ser un escaparate global de toda la denominación de origen, más allá del concepto local de las ferias del vino que se celebran en las distintas subzonas.

El presidente del consejo regulador aseguró este sábado que decidieron no organizar la edición 2017 por falta de fondos. Las diputaciones de Lugo y Ourense no tienen este año líneas de ayuda para este tipo de subvenciones, así que la denominación de origen tendría que incrementar su aportación para sacar adelante el festival. Pero José Manuel Rodríguez asegura que eso obligaría a suspender su participación en algunos de los certámenes internacionales de promoción en los que suele participar, y el consejo no quiere hacer eso.

Dos críticas

El máximo responsable del consejo regulador reveló este sábado que está muy descontento con el comportamiento de José Tomé en todo lo que tiene que ver con el Festival do Viño de Monforte. Es muy crítico con el contenido de la carta que el alcalde acaba de enviar a las bodegas para anunciar que este año sí habrá festival. No le molesta que el Ayuntamiento decida organizarlo por su cuenta, pero cree que en esa carta Tomé pone en tela de juicio al consejo regulador y se arroga indebidamente poco menos que la paternidad del certamen. «Nin o organizou el, nin puxo un euro para facelo», asegura José Manuel Rodríguez. Y esa es la segunda crítica, y la más importante. El portavoz del consello regulador asegura que el alcalde de Monforte les prometió el primer año una financiación municipal que finalmente no llegó, ni para la primera edición ni para la segunda.

De acuerdo con el presidente, en la denominación de origen contaban con que el Ayuntamiento de Monforte aportase el 50% de los costes de organización del festival. Como finalmente no puso dinero, el consejo tuvo que pagar los gastos con sus propios fondos y con las aportaciones de la Xunta, las diputaciones de Lugo y Ourense y alguna entidad bancaria.

De acuerdo con las cifras facilitadas por el consejo regulador, la edición 2017 del Festival do Viño de Monforte costó 157.000 euros y el sector tuvo que gastar 88.000 para costearla. La del 2018 salió más cara, porque tuvo un presupuesto de 176.000. La denominación de origen pudo hacer frente a estos gastos fundamentalmente con las aportaciones de la administración gallega y de las dos diputaciones. Al fallar este año esta última pata, los responsables del sector habían optado por dejar pasar este año y esperar a que la edición del 2020 se pudiese celebrar sin estos problemas.

Dos candidatos y descalificaciones muy gruesas en plena campaña electoral

«O consello regulador non está en ningunha campaña». Lo aclaró José Manuel Rodríguez en su comparecencia pública de este sábado cuando un periodista le preguntó por qué no habían denunciado hasta ahora los incumplimientos del Ayuntamiento de Monforte sobre la financiación del Festival do Viño. Si lo cuentan ahora, añadió, es porque es ahora cuando el Ayuntamiento acaba de anunciar su intención de ponerse a organizar el certamen por su cuenta. Esta polémica entre el consejo regulador y el Ayuntamiento de Monforte estalla en plena campaña de unas elecciones municipales en las que sus principales protagonistas son rivales, porque José Tomé opta a la reelección con el PSOE y José Manuel Rodríguez forma parte por primera vez de la candidatura del PP de Monforte, aunque en un puesto simbólico y sin opciones reales de salir.

Enfado profundo

Al margen del momento, lo cierto es que el enfado del presidente del consejo regulador con el alcalde parece genuino. Y profundo. José Manuel Rodríguez asegura que de Tomé «non se pode fiar un, é un mentiroso porque mentiu claramente, e é un aproveitado do traballo dos demais». Y no solo eso. También reprocha al alcalde su actitud durante las dos ediciones del festival, cuando, según él, en vez de poner los medios para que el Ayuntamiento ayudase a financiar la convocatoria se dedicó a «dedicar tempo a ver canto saía na prensa e na televisión e cantos minutos tiña ou non tiña; ese era o seu gran problema de loxística neste festival».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Guerra entre el consejo regulador y el Ayuntamiento por el Festival do Viño